Rusia

Rusia

Atmósfera asfixiante para las voces independientes

La presión que padecen los medios de comunicación independientes no deja de aumentar desde que se registraron las grandes manifestaciones de 2011 y 2012: leyes liberticidas, asfixia y control de las principales publicaciones, bloqueo de sitios web informativos. Mientras que las grandes cadenas de televisión inundan a los ciudadanos con propaganda, la atmósfera se vuelve asfixiante para aquellos que cuestionan el discurso patriótico y neoconservador del gobierno o que, simplemente, buscan defender un periodismo de calidad. Desde la caída de la Unión Soviética nunca tantos periodistas habían estado encarcelados; también cada vez más blogueros se encuentran tras las rejas. Desde 2018 el gobierno ha intentando bloquear Telegram, a pesar de los daños colaterales que esto implicaría, lo que muestra su determinación para controlar la Red, un objetivo llamado “Internet soberano”. Las principales organizaciones de defensa de los medios de comunicación fueron declaradas “agentes extranjeros”. Chechenia y Crimea, anexada a Rusia en 2014, son verdaderos "agujeros negros de la información”. La impunidad sigue siendo la regla en los casos de asesinato y agresiones a periodistas.

149
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

-1

148 en 2018

Puntuación

+0.35

49.96 en 2018

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro