África
Namibia
-
Clasificación 2022
18/180
Puntuación: 81.84
Indicador político
37
72.97
Indicador económico
17
69.80
Indicador legislativo
22
82.98
Indicador social
8
91.60
Indicador de seguridad
12
91.84
Clasificación 2021
24/180
Puntuación: 80.28
N/A
Estos indicadores no están disponibles antes de 2022 debido a un cambio metodológico.

La libertad de prensa está bien consolidada en Namibia, un país que ocupa históricamente una de las primeras posiciones en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF. El contexto político y legislativo es propicio para el libre ejercicio del periodismo

Panorama mediático

El panorama mediático en Namibia es diverso. La población se informa principalmente a través de la radiotelevisión nacional, la Namibian Broadcasting Corporation (NBC) y la primera cadena de televisión privada del país, One Africa TV. El periódico independiente The Namibian es el más leído, por delante de los diarios privados del grupo Namibia Media Holdings y del diario estatal New Era.

Contexto político

Los periodistas pueden trabajar libremente y sin injerencias de las autoridades. The Namibian y la cadena de televisión internacional Al Jazeera revelaron, en 2019, casos de corrupción que condujeron a la detención de dos ministros, varios hombres de negocios y policías. Sin embargo, a lo largo de 2020, algunos medios fueron excluidos de las ruedas de prensa de las autoridades sobre la crisis sanitaria y varios periodistas independientes se quejaron de la retirada de sus publicaciones en redes sociales. Un contexto que animó a los profesionales a crear el primer sindicato de periodistas desde la independencia del país.

Marco legal

La libertad de prensa está reconocida como una libertad fundamental en la Constitución, y el poder judicial la protege cuando es atacada desde otros poderes o intereses. Así, en 2019, el Tribunal Supremo declaró que el gobierno no podía apelar a la seguridad nacional para impedir que los tribunales pudiesen determinar si las informaciones podían ser difundidas o no en los medios. No obstante, el marco legal podría mejorarse a través de una ley sobre el acceso a la información, prometida desde hace tiempo. Las disposiciones sobre la protección de las fuentes también presentan lagunas. 

Contexto económico

El entorno económico es más favorable a los medios de comunicación estatales, ya que los ingresos publicitarios suelen dirigirse a los medios progubernamentales, una política que perjudica a la independencia de la información. La prensa escrita tiene crecientes dificultades económicas y numerosos medios han pasado al formato digital. 

Seguridad

Los periodistas pueden ser objeto de ataques verbales, normalmente provenientes de miembros del gobierno. A lo largo de 2020, algunos reporteros fueron detenidos brevemente.