América
Brasil
-
Clasificación 2022
110/180
Puntuación: 55.36
Indicador político
105
51.62
Indicador económico
115
37.59
Indicador legislativo
69
69.74
Indicador social
83
70.00
Indicador de seguridad
124
47.86
Clasificación 2021
111/180
Puntuación: 63.75
N/D
Estos indicadores no están disponibles antes de 2022 debido a un cambio metodológico.

Las relaciones entre el gobierno y la prensa se han deteriorado profundamente desde la llegada al poder del presidente Jair Bolsonaro, que ataca periódicamente a periodistas y medios en sus discursos. La violencia estructural contra los profesionales de la información, un panorama mediático marcado por una fuerte concentración privada y el peso de la desinformación son los principales desafíos que afronta la libertad de prensa en el país.

Panorama mediático

El panorama mediático brasileño está marcado por una fuerte concentración de los medios privados, que se traduce en una relación casi incestuosa entre los poderes público, económico y religioso. Diez grupos económicos, pertenecientes a otras tantas familias, se reparten el mercado; los cinco más importantes son Globo, Bandeirantes, RBS, Record y Folha. El libre ejercicio del periodismo se ve constantemente entorpecido y la prensa padece fuertes injerencias por parte del gobierno.

Contexto político

La labor de la prensa brasileña se ha vuelto especialmente compleja desde la llegada al poder de Jair Bolsonaro, en 2018. El presidente arremete regularmente contra los periodistas, movilizando a legiones de seguidores en las redes sociales. Se trata de una estrategia bien planificada de ataques coordinados, destinados a desacreditar a los medios, presentados como enemigos del Estado.

Marco legal

La Constitución Federal de 1988 garantiza el derecho a la libertad de prensa en el país y, en términos generales, el marco legislativo brasileño es más bien favorable al libre ejercicio del periodismo. Las normas que rigen la radiodifusión y las telecomunicaciones son, sin embargo, anticuadas, permisivas e ineficaces. Los periodistas y los medios son frecuentemente objeto de procedimientos judiciales abusivos, llevados a cabo por políticos y empresarios que utilizan su influencia para intimidar a la prensa.

Contexto económico

Los grandes grupos mediáticos tratan de reinventar sus modelos económicos para responder a la crisis global que vive el sector, debido al auge de las plataformas digitales. Por otra parte, diversifican sus inversiones en muchos otros sectores, aumentando las posibilidades de que se generen conflictos de intereses y se resienta una independencia editorial ya erosionada. La prensa local, por su parte, está cada vez más debilitada.

Contexto sociocultural

La retórica agresiva que adopta el gobierno de Jair Bolsonaro contra los periodistas y los medios contribuye a agravar la hostilidad y la desconfianza de la sociedad. La desinformación sigue tomando envergadura en el país e intoxicando cada vez más el debate público.

Seguridad

A lo largo de la última década, al menos 30 periodistas han sido asesinados en Brasil, el segundo país más mortífero de Latinoamérica para los reporteros, en ese período. Los blogueros, presentadores de radio y periodistas independientes que trabajan en municipios pequeños y medianos y cubren temas de corrupción local son los más vulnerables. El acoso y la violencia en Internet contra los periodistas, especialmente contra las mujeres, no dejan de crecer.

Ataques en tiempo real en Brasil

Asesinados a partir del 1 de enero de 2022
2 periodistas
1 colaboradores de medios
3
Presos actualmente
1 periodistas
0 colaboradores de medios
1