Asia-Pacífico
Corea del Sur
-
Clasificación 2022
43/180
Puntuación: 72.11
Indicador político
42
71.15
Indicador económico
43
55.31
Indicador legislativo
61
72.81
Indicador social
51
79.80
Indicador de seguridad
42
81.50
Clasificación 2021
42/180
Puntuación: 76.57
N/A
Estos indicadores no están disponibles antes de 2022 debido a un cambio metodológico.

Líder en el campo de las tecnologías de la comunicación, la república de Corea es una democracia liberal que respeta la libertad y el pluralismo mediático, aunque, a menudo, la tradición y los intereses comerciales impidan a los periodistas desempeñar su labor.

Panorama mediático

Corea del Sur disfruta de un panorama mediático profuso, formado por más de 400 radiodifusores y 600 diarios. Los principales periódicos nacionales son: Chosun Ilbo, Korea JoongAng Daily, Dong-a (conservadores); Hankyoreh, Kyunghyang Shinmun (progresistas) y Hankook Ilbo (centro). La televisión sigue manteniendo su popularidad, a pesar del declive de audiencias provocado por el auge de Internet, del que los surcoreanos son los mayores usuarios del mundo. Son muchos los que solo se informan por YouTube y plataformas digitales de información, como Naver y Daum.

Contexto político

Los diarios conservadores dominan claramente la prensa escrita surcoreana, pero el sector de la radiodifusión, liderado por el grupo audiovisual público Korean Broadcasting System (KBS), ofrece mayor diversidad. Una regulación complaciente concede al ejecutivo manga ancha para la designación de administradores de los grupos públicos, lo cual puede erigirse en una amenaza para su independencia editorial.

Marco legal

La legislación surcoreana sobre la libertad de información se ajusta a las normas internacionales, aunque la difamación sigue siendo, en teoría, punible con siete años de cárcel, lo que puede llevar a los medios a omitir detalles esenciales en sus artículos, como los nombres de empresas. Los periodistas acusados de atentar contra la Ley de Seguridad Nacional por haber difundido informaciones sensibles, especialmente sobre Corea del Norte, se enfrentan hasta a siete años de prisión.

Contexto económico

Pese a que los reporteros surcoreanos gozan de un entorno editorial relativamente independiente, los ingresos de sus medios dependen fuertemente de la publicidad, lo que puede influir en la línea editorial. Un informe de 2015 del Instituto de la Democracia del Partido Demócrata Liberal reveló el dominio de los conglomerados empresariales sobre el mercado publicitario: Hyundai Automobile es el mayor cliente publicitario de tres de las cuatro principales cadenas generalistas de televisión por cable, mientras que Samsung lo es de los tres principales difusores de TV terrestre y de cinco de los mayores diarios nacionales.

Contexto sociocultural

Los medios de comunicación surcoreanos se enfrentan a la presión de los políticos, de los responsables gubernamentales y de los grandes grupos empresariales. Según un análisis de la Comisión de Arbitraje de la Prensa Coreana, publicado en 2020, los litigios relacionados con los medios no han cesado de aumentar durante la última década. De acuerdo a un informe de 2018 de la Korea Press Foundation, sobre 301 periodistas consultados, el 27,6% afirmó haber sido demandado ante la justicia por sus informaciones, especialmente por “difamación” (78,3%). Casi un tercio de los demandantes son personalidades políticas y funcionarios de alto rango (29%).

Seguridad

Aunque los periodistas pueden ejercer su trabajo en condiciones generalmente satisfactorias, pueden ser víctimas de acoso en Internet, una práctica de la que ninguna ley los protege.