Asia-Pacífico
Mongolia
-
Clasificación 2022
90/180
Puntuación: 59,17
Indicador político
93
55.48
Indicador económico
121
36.18
Indicador legislativo
110
60.37
Indicador social
86
69.55
Indicador de seguridad
66
74.27
Clasificación 2021
68/180
Puntuación: 71,03
N/D
Estos indicadores no están disponibles antes de 2022 debido a un cambio metodológico.

Democracia liberal desde principios de los años 90, Mongolia respeta en general los principios de la libertad de prensa y el pluralismo de los medios, a pesar de que su legislación sigue sin disponer de una protección jurídica de base sobre la protección de las fuentes, y de que leyes sobre la difamación fomenten las demandas abusivas contra los periodistas, incitándolos a la autocensura.

Panorama mediático

En Mongolia, la televisión es el medio más popular y representa, al menos, el 60% del mercado. El Mongolian National Broadcaster, única corporación de medios públicos, posee cadenas de televisión, emisoras de radio y sitios web. Es uno de los medios más vistos y escuchados del país. Los periódicos más famosos son Unuudur (Today), Udriin sonin (Daily News) y Zuunii Medee (Century News). Además, la agencia de noticias Montsame, que cuenta con seis diarios en diferentes lenguas, sigue en manos del Estado, a pesar de que la ley de 1998 sobre la libertad de los medios estipula que la agencia debe ser transformada en una entidad de radiodifusión de servicio público y que el Estado no debe tener la propiedad de los medios de comunicación.

Contexto político

La propiedad de los medios mongoles sigue estando muy concentrada y adolece de falta de transparencia. Estén en manos de particulares o del Estado, la mayoría de ellos exhibe abiertamente su afinidad con el gobierno o los partidos políticos. La capacidad de los medios para funcionar de manera independiente está muy limitada por la presión que ejercen los políticos.

Marco legal

Más de la mitad de los procesos por difamación en Mongolia implican a periodistas y medios. La imposición de sanciones financieras elevadas les obliga autocensurarse y frena el desarrollo de medios independientes y de investigación. Numerosos casos de periodistas acusados de difundir informaciones falsas se basan en demandas que provienen de altos cargos políticos, miembros del parlamento, funcionarios o agencias gubernamentales.

Contexto económico

Para un mercado de solo tres millones de habitantes, existen alrededor de 500 medios, en su mayoría privados. Los propietarios de los medios mongoles no entran en el sector solo por el beneficio económico; lo hacen como una forma de expresar sus preferencias políticas y de proteger sus intereses económicos. La escasa remuneración y la elevada carga de trabajo de los periodistas los conduce a aceptar ser pagados por producir determinados contenidos, lo cual perjudica la confianza del público en los medios.

Contexto sociocultural

Los mongoles desconfían en general de los medios, por recelos que tienen que ver con la calidad de los contenidos y el trato dado a acontecimientos políticos relevantes. Según una encuesta elaborada por RSF en 2016, la radio y la televisión públicas mongoles gozan de la mayor cuota de credibilidad, con una tasa de confianza del 44%, en relación a los periódicos (10%) y a las fuentes de información en Internet (5%).

Seguridad

Numerosos periodistas mongoles son objeto de amenazas, presiones o insultos relacionados con su trabajo; asimismo, han sido reseñados varios casos de hostigamiento y violencia.

Ataques en tiempo real en Mongolia

Asesinados a partir del 1 de enero de 2022
0 periodistas
0 colaboradores de medios
0
Presos actualmente
0 periodistas
0 colaboradores de medios
0