África
Gambia
-
Clasificación 2022
50/180
Puntuación: 69.25
Indicador político
43
71.11
Indicador económico
51
51.36
Indicador legislativo
81
67.69
Indicador social
44
81.33
Indicador de seguridad
64
74.74
Clasificación 2021
85/180
Puntuación: 69.24
N/D
Estos indicadores no están disponibles antes de 2022 debido a un cambio metodológico.

Tras 22 años de poder y abusos bajo el régimen de Yahya Jammeh, Gambia ha hecho considerables progresos en materia de libertad de prensa. Desde 2018, el delito de difamación ha sido declarado anticonstitucional, los ataques contra los periodistas han disminuido y nuevos medios han visto la luz. 

Panorama mediático

Desde la llegada al poder del presidente Adama Barrow, en diciembre de 2016, la radiotelevisión pública ha perdido su monopolio, y se han creado varias cadenas de televisión y emisoras de radio privadas y comunitarias. Gambia cuenta con 33 emisoras de radio, de las que una pertenece al Estado; seis cadenas de televisión, de las que cinco son privadas; cuatro diarios, siendo The Point el más importante, así como tres periódicos publicados tres veces por semana.

Contexto político

La mayoría de los gambianos consideran que los medios son libres y trabajan sin injerencias gubernamentales. Los medios están libres de censura y reflejan fielmente la pluralidad de opiniones de la sociedad. Sin embargo, el Estado puede ejercer presiones sobre algunos medios. A principios de 2020, dos emisoras de radio privadas,  King FM y Home Digital FM, fueron suspendidas durante un mes y se detuvo a sus directores durante cuatro días por “incitación al odio”, después de cubrir manifestaciones políticas convocadas por la oposición.    

Marco legal

En 2021, se aprobó la Ley de Acceso a la Información, un momento histórico en el país, porque se reconoció por primera vez el acceso a la información como un derecho humano. En 2018, el Tribunal Supremo dictaminó que la penalización de la difamación era anticonstitucional. Un avance notable que hay que matizar, pues siguen en vigor las leyes draconianas sobre los medios aprobadas bajo el régimen de Jammeh, que prevén penas privativas de libertad para los periodistas.    

Contexto económico

En Gambia, los medios se enfrentan a importantes dificultades financieras por la falta de subvenciones, los elevados impuestos y el alto coste de impresión. La crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19 ha llevado a un recorte de los ingresos publicitarios. Frente a esta situación, en julio de 2020, y por primera vez desde la independencia en 1965, el gobierno aprobó una subvención de cerca de 270 000 euros para los medios, que benefició a la mayoría de emisoras de radio y a cinco periódicos.   

Seguridad

Mientras que los arrestos y detenciones arbitrarias, incluso las desapariciones forzosas, eran habituales bajo el régimen de Yahya Jammeh, el número de amenazas y ataques contra los periodistas ha disminuído significativamente. Sin embargo, el comportamiento, a menudo brutal, de las fuerzas de seguridad hacia los periodistas no ha desaparecido. No obstante, ningún periodista ha sido encarcelado desde 2017. De hecho, la actitud de las autoridades hacia los profesionales de los medios ha cambiado: tras la agresión a un periodista por guardias penitenciarios, en abril de 2021, se obligó a su responsable a presentar excusas. En diciembre de 2021, el informe de la Comisión para la Verdad, la Justicia y la Reconciliación recomendó la apertura de una investigación para enjuiciar, entre otros, a los participantes en el incendio de Radio 1 FM, en el asesinato del periodista Deyda Hydara en 2004, y en los ataques contra el diario The Independent.