Clasificación 2022
54/180
Puntuación: 68.54
Indicador político
78
59.32
Indicador económico
65
47.70
Indicador legislativo
39
79.11
Indicador social
50
79.94
Indicador de seguridad
56
76.61
Clasificación 2021
36/180
Puntuación: 76.90
N/D
Estos indicadores no están disponibles antes de 2022 debido a un cambio metodológico.

El clima de hostilidad hacia los periodistas generado por el primer ministro Janez Janša, ha desembocado en ataques físicos y en Internet contra éstos. A pesar de que el marco jurídico que ampara la libertad de prensa sigue siendo sólido, los medios son objeto de presiones políticas y acciones judiciales abusivas, conocidas como “procesos mordaza” (SLAPPs).

Panorama mediático

Pese al reducido tamaño del país, el mercado de los medios esloveno es diverso. El segmento de la radio y la televisión está formado por la corporación pública RTV Slovenija y cadenas privadas, como POP TV. Los diarios digitales incluyen cabeceras tradicionales como Delo y Vecer, pero también más recientes, como Necenzurirano.si. Los medios bajo control directo de un partido político son escasos.

Contexto político

Aunque los medios públicos ya habían sido objeto de presiones en el pasado, éstas se han agravado considerablemente desde el retorno al poder del primer ministro Janez Janša, en 2020, acostumbrado a insultar a los periodistas considerados como demasiado críticos. El gobierno suspendió, durante varios meses y de forma arbitraria, la financiación de la agencia nacional de noticias STA, y nombró a personas próximas al poder en la dirección de los organismos de vigilancia de RTV Slovenija

Marco legal

La libertad de prensa está protegida por un marco jurídico sólido. No obstante, la difamación no ha sido despenalizada, lo que permite que los políticos emprendan acciones judiciales abusivas, conocidas como “procesos mordaza” (SLAPPs), contra los medios. Algunos también han sufrido maniobras de acoso judicial para revelar sus fuentes. Durante la pandemia de Covid-19, los periodistas críticos con el gobierno han sufrido un acceso discriminatorio a la información pública. 

Contexto económico

Aunque la publicidad y la monetización de contenidos representan una parte importante de los ingresos de los medios, su financiación se ve debilitada por un reparto opaco de la publicidad institucional. Por otra parte, los medios controlados por personas próximas al Partido Demócrata Esloveno (SDS) - del primer ministro, Janez Janša - se han beneficiado de las inversiones realizadas por oligarcas húngaros leales a Viktor Orbán. La falta de transparencia sobre la propiedad de los medios, heredada de una privatización poco regulada, amenaza la independencia de algunas redacciones. 

Contexto sociocultural

Los periodistas que investigan asuntos de corrupción o la gestión de la pandemia de Covid-19, son objeto de hostigamientos en Internet y por parte del propio primer ministro. Las mujeres periodistas sufren amenazas especialmente violentas. Por el contrario, la sociedad se mostró solidaria con los periodistas cuando colaboró masivamente en el fondo organizado por la agencia de noticias STA, después de que el gobierno suspendiese su financiación.

Seguridad

En un contexto de polarización política de la sociedad, agravado por la retórica agresiva del primer ministro, varios periodistas - críticos o no con el gobierno - han sido insultados o agredidos, en el transcurso de manifestaciones celebradas durante los últimos dos años.