América
República Dominicana
-
Clasificación 2022
30/180
Puntuación: 76.90
Indicador político
40
71.52
Indicador económico
34
62.24
Indicador legislativo
11
85.96
Indicador social
6
92.00
Indicador de seguridad
71
72.79
Clasificación 2021
50/180
Puntuación: 74.40
N/A
Estos indicadores no están disponibles antes de 2022 debido a un cambio metodológico.

En República Dominicana, la libertad de prensa y de expresión son reales y están garantizadas por la  Constitución. Estos últimos años han sido testigos de un descenso de las agresiones verbales y físicas contra los periodistas.

Panorama mediático

A medida que la democracia dominicana va adquiriendo fuerza, el papel de los medios también se consolida y gana en influencia. El sector es diverso y dinámico, y los periodistas regularmente revelan escándalos que involucran a figuras que están o estuvieron en el poder, o en su entorno. La población tiene acceso a todos los medios de comunicación. Los principales periódicos tienen versiones impresas y digitales, mientras que la televisión y la radio transmiten programas diarios de noticias. Internet ha crecido hasta hacerse masivo, impulsando el alcance de los medios grandes y el nacimiento de medios más pequeños. Los periódicos de mayor circulación son Diario Libre y Listín Diario, siendo este último gratuito desde sus inicios.

Contexto político

Cada vez se identifica más a los periodistas por sus vínculos con partidos políticos. Al igual que otros países, los políticos presentan sus posiciones e ideas en la prensa. Las campañas de desinformación o ataque a los medios de comunicación son bastante ocasionales en República Dominicana y se realizan principalmente en las redes sociales. Estas campañas también funcionan para difundir información falsa sobre el país.

Marco legal

La Constitución dominicana garantiza la libertad de prensa, pero algunos artículos del código penal aún prevén penas de prisión para los periodistas condenados por difamación o calumnia. Recientemente, el Tribunal Constitucional (TCRD) ha declarado inconstitucional sancionar a los directores o propietarios de los medios de comunicación que autoricen la publicación de información redactada por un tercero (periodista o columnista). Se han presentado al Congreso Nacional (bicameral) varios proyectos de ley destinados a despenalizar los delitos de prensa.

Contexto económico

La televisión de pago e Internet han propiciado la aparición de decenas de programas y pequeños medios online. Muchos periodistas han lanzado sus propios programas televisivos y han creado sus propios sitios web. Las publicaciones más importantes y tradicionales han reforzado su contenido en línea y reducido su formato impreso. Debido a la crisis económica provocada por la pandemia, también han revisado a la baja su número de páginas. La publicidad, ya sea estatal o privada, juega un papel esencial en el desarrollo de la prensa. Si bien las campañas públicas siguen estando mayoritariamente orientadas a los grandes medios, también han hecho su aparición en los más modestos.

Contexto sociocultural

Aunque la sociedad dominicana considera positivo el papel de la prensa, cabe señalar que las principales cabeceras están en manos de una sola empresa privada, que se encuentra entre las más poderosas del país. Es el caso de Listín Diario, Hoy, El Nacional, El Caribe, El Día (gratuito), y las cadenas de televisión Telesistema, CDN, Teleantillas y Coral. Diario Libre, uno de los más relevantes del país, es propiedad de empresarios vinculados al sector bancario.

Seguridad

En República Dominicana, los periodistas trabajan en condiciones de seguridad satisfactorias. Si bien durante años se rumoreó que todos los teléfonos de "interés" para los servicios de inteligencia estaban intervenidos, no hay pruebas de que esto afecte a los profesionales de la información. Los periodistas víctimas de amenazas directas han recibido protección estatal.