Europa-Asia central
Países Bajos
-
Clasificación 2022
28/180
Puntuación: 77.93
Indicador político
12
86.30
Indicador económico
4
82.86
Indicador legislativo
7
87.28
Indicador social
27
86.10
Indicador de seguridad
125
47.09
Clasificación 2021
6/180
Puntuación: 90.33
N/D
Estos indicadores no están disponibles antes de 2022 debido a un cambio metodológico.

El asesinato, en julio de 2021, del periodista Peter R. de Vries, que trabajaba también como asesor jurídico para víctimas de crímenes, ha conmocionado a una sociedad que valora la libertad de información, pero también a unas autoridades que han desarrollado un sofisticado sistema de protección de la prensa.

Panorama mediático

En los Países Bajos, los medios gozan tradicionalmente de independencia y de la confianza de una gran mayoría de la población. El panorama mediático ofrece un elevado nivel de pluralismo y diversidad, que se traduce en un alto número de diarios y revistas nacionales (Volkskrant, Telegraaf…), y regionales (Leidsch Dagblad, Gooi en Eemlander…). El ente público de radiodifusión, NOS, opera con total independencia en un mercado en el que también prestan sus servicios otros grandes grupos mediáticos privados.

Contexto político

La libertad de prensa se ha protegido siempre de forma activa, tanto por el Estado como por el gobierno, aunque este amparo se da más en el continente que en los territorios de ultramar. Los medios son objeto de ataques de pequeñas formaciones populistas de extrema derecha y de extrema izquierda. La mayoría de los periodistas son miembros de la Federación Neerlandesa de Periodismo (NVJ), un sindicato activo que defiende el derecho a condiciones de trabajo seguras y a salarios justos.

Marco legal

Aunque la libertad de prensa está eficazmente protegida por un marco jurídico sólido, el gobierno no ha dado acceso, durante años, a la información pública, tal y como exige la ley. Casi siempre, los periodistas que la requerían acababan obteniéndola con retraso o de forma incompleta, cuando no falsa. La facultad que tienen los servicios de seguridad para desencriptar las redes de comunicación, y realizar escuchas telefónicas y de sistemas de comunicación en línea, constituye un riesgo para la confidencialidad de las fuentes.

Contexto económico

Los Países Bajos gozan de un elevado nivel de pluralismo y la difusión de la información y de la opinión apenas tienen límites. No obstante, la alta concentración económica en el sector de los medios suscita cierta preocupación, ya que la mayoría de los periódicos está en manos de dos grandes empresas. También preocupa el declive del periodismo regional.

Contexto sociocultural

La polarización de la opinión pública en torno a las restricciones contra la Covid-19 y a la cuestión migratoria se ha traducido en un aumento de las agresiones físicas y verbales contra los periodistas, especialmente contra los equipos de televisión y los fotógrafos. Como consecuencia, se han dado casos de autocensura y existe una cierta reticencia a tratar algunos temas. En las redes sociales, los abusos y el “troleo” entorpecen la labor periodística de recabar y difundir información. Las mujeres periodistas y las personas racializadas sufren especialmente estos atropellos.

Seguridad

El asesinato del periodista Peter. R. de Vries, en julio de 2021, conmocionó a una sociedad que valora y que protege legalmente la libertad de prensa. El peligro constante al que los expone el crimen organizado ha hecho que algunos periodistas requieran protección policial y, si sufren agresiones físicas, las investigaciones suelen ser rigurosas. Los periodistas víctimas de amenazas en redes sociales o de forma presencial tienen a su disposición un número de emergencias para denunciar estos abusos y obtener asesoramiento.