Asia-Pacífico
Afganistán
-
Clasificación 2022
156/180
Puntuación: 38.27
Indicador político
132
44.65
Indicador económico
82
43.88
Indicador legislativo
152
42.54
Indicador social
161
43.33
Indicador de seguridad
171
16.96
Clasificación 2021
122/180
Puntuación: 59.81
N/D
Estos indicadores no están disponibles antes de 2022 debido a un cambio metodológico.

La llegada al poder de los talibanes ha tenido repercusiones muy graves sobre el respeto a la libertad de prensa y la seguridad de los periodistas, especialmente de las mujeres.

Panorama mediático

El 15 de agosto de 2021, con la llegada de los talibanes al poder, el panorama mediático cambió radicalmente: en los tres meses siguientes, el 43% de los medios afganos había desaparecido. De las 10 780 personas que trabajaban en las redacciones afganas (8 290 hombres y 2 490 mujeres) a principios de agosto, tan solo 4 360 permanecían en activo, en diciembre (3 950 hombres y 410 mujeres), es decir, 4 de cada 10 periodistas. En proporción, las mujeres se han visto mucho más afectadas: el 84% ha perdido su empleo desde la llegada de los talibanes, frente al 52% de los hombres.

Contexto político

El 7 de septiembre de 2021, los talibanes anunciaron la formación del gobierno del Emirato Islámico de Afganistán. La creación de este órgano ha hecho que la situación sea especialmente confusa para los periodistas, que reciben numerosas directrices de muy diversos actores, entre los que destacan el ministro de Información y Cultura, pero también la Inteligencia (Istikhbarat), el Ministerio para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio o el Centro Gubernamental de los Medios y la Información (GMIC).

Marco legal

El 3 de febrero de 2022, el portavoz del gobierno y viceministro de Información y Cultura en funciones, Zabihullah Mujahid, confirmó que la ley sobre la prensa promulgada en marzo de 2015 se mantiene vigente. También está prevista la creación de una Comisión de Verificación de los delitos de los medios.

Contexto económico

La economía, que dependía de la ayuda internacional, se ha desmoronado. Según la ONU, más de 22,8 millones de personas sufrirán próximamente inseguridad alimentaria grave. Este contexto ha vulnerabilizado y precarizado, más si cabe, a los periodistas.

Contexto sociocultural

Son muchos los temas difíciles de tratar en la prensa afgana. Los que tienen que ver con la religión, la condición de la mujer y, más en general, los derechos humanos siguen siendo un tabú en el país. Pese a todo, durante los últimos meses la sociedad civil parece recobrar un cierto vigor y se han creado o están en fase de desarrollo varias organizaciones, especialmente las dedicadas a la libertad de prensa.

Seguridad

La llegada al poder de los talibanes ha supuesto una importante huida de los periodistas al extranjero. Por otra parte, numerosos profesionales de los medios han sido detenidos por la policía afgana y el Istikhbarat (servicios de Inteligencia). Estas detenciones acarrean violencia y pueden durar desde algunas horas, hasta cerca de una semana.