Bélgica

Bélgica

En retroceso

La situación de la libertad de prensa y las condiciones en que trabajan los periodistas se deterioran en Bélgica, país que experimenta un claro retroceso en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa. Recientemente el gobierno difundió una circular a fin de que ‘se organice mejor la comunicación’ entre el poder judicial y los medios de comunicación. Este texto, que hizo replicar a la prensa belga, permitiría que un magistrado supervise un reportaje antes de que sea publicado y decida lo que debe conocer la población. Una medida que va contra lo estipulado en la Constitución, que precisa que “la prensa es libre” y que “nunca podrá establecerse la censura”. Esta restricción a la libertad de informar también provocó un gran rechazo porque tuvo lugar después de que la policía detuvo de forma arbitraria a periodistas de la Radio Televisión Belga Francófona (RTBF), en junio de de 2018, por un reportaje sobre un campo de migrantes. En los últimos meses los periodistas han denunciado la falta de recursos y la censura que padecen. El 23 de febrero de 2019 los empleados de la RTBF hicieron una huelga para denunciar la falta de personal, cuando la Asociación de Periodistas Belgas votaba una moción de apoyo a los periodistas del grupo de prensa valón L'Avenir, que enfrenta un plan de reestructuración que contempla el despido de 45 personas. En noviembre de 2018 la cadena RTL TVI Bélgica –que desde 2017 ha despedido a una quinta parte de su personal– decidió suspender a Emmanuelle Praet, una comentarista política, después de que expresó al aire su postura respecto a los chalecos amarillos. El Primer Ministro, Charles Michel, expresó en público su apoyo a la periodista.

9
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

-2

7 en 2018

Puntuación

-1.09

13.16 en 2018

  • 0
    journalistes tués en 2019
  • 0
    journalistes citoyens tués en 2019
  • 0
    collaborateurs tués en 2019
Ver el Barómetro