Australia

Australia

El periodismo de investigación, en peligro

En 2019 los periodistas australianos tomaron conciencia de la gran fragilidad de la libertad de prensa en el país. La ley constitucional de Australia no contiene ninguna garantía en lo relativo a la libertad de expresión, sólo reconoce una “libertad implícita de comunicación política”. En junio de 2019 la policía federal registró la casa, en Canberra, de una periodista que cubre la fuente política y también las oficinas de la Australian Broadcasting Corporation (organismo de radiodifusión pública), lo que atenta contra el secreto de fuentes y contra una prensa que trabaja a favor del interés público. El motivo de estos registros fue la “seguridad nacional”, un pretexto instrumentalizado para intimidar a los periodistas de investigación. Los reporteros también deben enfrentarse a la ley contra la difamación, adoptada en 2018, que es una de las más duras (en esta materia) de los países democráticos liberales, así como a las leyes contra el terrorismo, que hacen casi imposible cubrir este tema de forma libre e independiente. A esto se suma la postura del primer ministro, Scott Morrison, escéptico respecto al cambio climático, cuyo gobierno tiende a impedir la cobertura periodística de ciertas cuestiones medioambientales. Estos obstáculos interpuestos al periodismo de investigación son aún más preocupantes si se considera que Australia posee uno de los paisajes mediáticos con mayor concentración del mundo. Dos mastodontes: el grupo News Corp de Rupert Murdoch y Nine Entertainment, heredero de un consorcio creado por la familia Packer, poseen casi todos los medios de comunicación privados, lo que afecta gravemente el pluralismo. Este modelo oligárquico, en el que los grupos se guían más por una lógica comercial que periodística –en la que prima la reducción de costos–, constituye otro obstáculo para la promoción de un periodismo de investigación y de interés público. El paisaje mediático sufrió una pérdida importante a inicios de 2020 con el cierre definitivo, tras 85 años de trabajo, de la única agencia de noticias del país, la Australian Associated Press (AAC), pues para sus dos principales accionistas –News Corp y Nine Entertainment– era muy poco rentable.

26
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

-5

21 en 2019

Puntuación

+3.66

16.55 en 2019

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro