Albania

Albania

La ley de difamación se cierne como una amenaza

En 2020, el gobierno trató de aumentar la presión sobre los medios amenazando con volver a aprobar la ley contra la difamación, a pesar de las recomendaciones de la Comisión de Venecia y las críticas de las organizaciones defensoras de la libertad de prensa. Bloqueada en 2020 por el veto del presidente, esta ley comportaba el riesgo de aumentar la censura en un país donde el gobierno ha restringido el acceso de los periodistas a la información oficial y controla el panorama audiovisual mediante la asignación de licencias de emisión. El comportamiento del gobierno hacia los medios de comunicación ha animado a empresarios y funcionarios cercanos al poder a perseguir judicialmente a los periodistas, y los discursos despectivos han convertido a los reporteros en potenciales víctimas de ataques: las agresiones físicas son frecuentes y las autoridades no las castigan. Al inicio de la crisis del coronavirus, el primer ministro, Edi Rama, llamó a los ciudadanos a "protegerse de los medios" y se negó a prestarles ayuda para afrontar la crisis financiera en las redacciones, agravada por la pandemia hasta tal punto que los periódicos dejaron de publicar su versión impresa durante aproximadamente un mes y medio el pluralismo mediático y los ingresos publicitarios también se han visto afectados por la suspensión de ciertos programas, debido a la decisión de las autoridades de limitar la presencia en los platós a dos personas. En muchas manifestaciones resurgieron los intentos de criminalizar el trabajo de los periodistas, que sufrieron detenciones y tratos brutales por parte de la policía. En el verano de 2020, el Tribunal Especial de Apelación decidió intervenir, por “corrupción” y “crimen organizado”, dos canales de televisión críticos con el gobierno y la municipalidad de Tirana, Ora News TV y Channel One. En presencia de fuerzas policiales, el Ministerio del Interior asumió la administración de las televisiones en agosto, alegando que su propietario era sospechoso de tráfico de drogas y amenazando la independencia editorial de los medios de comunicación. Estos, sin embargo, se movilizaron y crearon la primera plataforma de autorregulación en pro del periodismo ético del país.

84
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

-2

82 en 2019

Puntuación

+0.41

29.84 en 2019

  • 0
    periodistas muertos en 2021
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2021
  • 0
    colaboradores muertos en 2021
Ver el Barómetro