Uganda

Uganda

Graves ataques a la prensa

En Uganda, los periodistas enfrentan intimidaciones y actos de violencia casi de forma cotidiana. A menudo son blanco de los servicios de seguridad –los principales autores de las violaciones a la libertad de prensa en el país–, quienes los detienen de forma arbitraria. Cualquier crítica al gobierno puede hacer que el periodista sea detenido, secuestrado, golpeado o que le quiten su equipo; agresiones que permanecen impunes. El régimen del presidente Yoweri Museveni, que lleva 33 años en el poder, no tolera las críticas y a menudo pronuncia discursos de odio contra la prensa. En una conferencia de prensa realizada en 2018 llamó a los periodistas “parásitos”. Para amordazar a la prensa las autoridades usan a menudo la acusación de “traición”, delito sancionado severamente por el Código Penal. Tampoco es raro que el gobierno interfiera directamente en la difusión de ciertos reportajes televisivos, pidiendo a los canales que supriman programas. La persecución de periodistas se vio reforzada con la creación, en junio de 2017, de una brigada de oficiales de seguridad y de expertos informáticos encargados de vigilar los perfiles en Facebook y otras redes sociales para hacer callar a las voces críticas. En periodo electoral se registran numerosos cortes al servicio de Internet y a menudo se bloquea el acceso a las redes sociales. En 2018 se impuso un impuesto diario a las redes sociales, el primero en su tipo en el continente, que constituye un nuevo obstáculo para los periodistas y los medios de comunicación del país.

125
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

-8

117 en 2018

Puntuación

+2.65

36.77 en 2018

Contactos

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro