Timor Oriental

Timor Oriental

Ley de medios de comunicación, la espada de Damocles para los periodistas

Desde que Timor Oriental se independizó, en 2002, ningún periodista ha sido encarcelado por su trabajo. Los artículos 40 y 41 de la Constitución garantizan la libertad de expresión y la libertad de prensa. Sin embargo, en este país de poco más de un millón de habitantes, la prensa padece algunas amenazas. Los periodistas sufren presiones que les impiden ejercer libremente su oficio: se enfrentan a la violencia policíaca, a procesos judiciales empleados como una forma de intimidación; los miembros del gobierno o los parlamentarios desacreditan en público a los medios de comunicación. La creación de un Consejo de Prensa en 2015 es un paso adelante, aunque la prensa manifestó sus reservas respecto al proceso de elección de los miembros del consejo. Por otra parte, la Ley de Medios de Comunicación, adoptada en 2014 a pesar de las advertencias de la comunidad internacional, es como una espada de Damocles para los periodistas y una herramienta para promover la autocensura. Sin embargo, la cobertura periodística de las elecciones legislativas efectuadas en mayo de 2018 puso de manifiesto el importante papel del pluralismo de los medios de comunicación en la edificación de la democracia de Timor Oriental.

84
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

+11

95 en 2018

Puntuación

-0.88

30.81 en 2018

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro