República Centroafricana

República Centroafricana

Tres periodistas extranjeros fueron asesinados

La República Centroafricana supera con dificultad la violencia de la guerra civil, marcada por el saqueo y la destrucción de radios. Los ataques a medios de comunicación continúan y la seguridad de los periodistas –atrapados entre las diferentes facciones en guerra– es bastante precaria. Se cumplen cuatro años del asesinato de la periodista francesa Camille Lepage. En julio de 2018 fueron asesinados tres reporteros rusos; existen numerosos elementos que permiten descartar la hipótesis de que el móvil fue el un robo, como sostienen las autoridades. Estos periodistas de investigación seguían el rastro de mercenarios rusos en la República Centroafricana. Ante la opacidad y la falta de avances en la investigación de las autoridades rusas y centroafricanas, RSF pidió que se abriera una investigación internacional independiente. En un país en el que la mayoría del territorio está fuera del control del Estado, el gobierno tolera cada vez menos las críticas. Los periodistas que entrevistan a los diferentes protagonistas del conflicto a menudo son tratados de espías o de cómplices de los grupos armados. La prensa escrita del país, que es muy vulnerable e influenciable, se reduce a editoriales, rumores y campañas de calumnias. En medio de un paisaje mediático siniestrado por años de conflicto, Radio Ndeke Luka, apoyada por la fundación suiza Hirondelle, es uno de los pocos medios de comunicación que difunden información respetando los hechos y las fuentes. El Consejo Nacional de Comunicación de transición no tiene la capacidad de ejercer su papel de regulador.

145
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

-33

112 en 2018

Puntuación

+12.02

35.25 en 2018

Contactos

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro