Polonia

Polonia

La situación se deteriora de nuevo

Los intentos del gobierno de controlar el poder judicial comienzan a afectar la libertad de expresión en los medios de comunicación independientes. Cada vez se penaliza más la difamación. Ahora algunos tribunales usan el artículo 212 del Código Penal para condenar a los periodistas acusados de difamación, que contempla penas de hasta un año de prisión, cuando el código civil cuenta con todos los recursos necesarios para proteger a los ciudadanos contra potenciales casos de difamación pública. Aunque la mayoría de las veces sólo se sanciona con multas a los periodistas, el uso del artículo 212 fomenta la autocensura en los medios de comunicación independientes. El diario Gazeta Wyborcza sigue padeciendo ataques judiciales y del gobierno. Los medios de comunicación públicos –que se han transformado en portavoces de la propaganda gubernamental– difunden discursos partidistas y mensajes de odio. Sus nuevos dirigentes no toleran la oposición ni la neutralidad y despiden a los empleados que se resisten a seguir esa política. En febrero de 2019, tras una de las numerosas manifestaciones ante la dirección de la televisión pública TVP, el noticiero Wiadomosci difundió en la noche imágenes y datos personales de diez de los manifestantes. TVP también presentó una denuncia contra el mediador polaco Adam Bodnar, quien describió como un “discurso de odio” la manera en que la televisión pública se refirió al alcalde de Gdansk, Pawel Adamowicz, dando a entender que esto podría haber contribuido a que lo asesinaran, en enero de 2019.

62
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

-3

59 en 2019

Puntuación

-0.24

28.89 en 2019

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro