Polonia

Polonia

Ceguera ideológica

Nada parece poder detener al gobierno del partido Ley y Justicia, en el poder desde octubre de 2015, que está decidido a “refundar Polonia” a su manera: sin el acuerdo de quienes expresen opiniones diferentes. La libertad de prensa es una de las principales víctimas de esta política. Los medios de comunicación públicos, que ahora se llaman oficialmente “nacionales”, se han transformado en plataformas de difusión de propaganda progubernamental. Quienes los dirigen no toleran la oposición ni la neutralidad de sus empleados, y despiden a los que se niegan a adherirse a sus dictados. El periodista de investigación Tomasz Piatek, corría el riesgo de ser condenado a una pena de prisión por haber criticado las relaciones del Ministro de Defensa polaco con los servicios de inteligencia rusos; tuvo que esperar largos meses antes de que se retiraran los cargos presentados en su contra. El Consejo Audiovisual Polaco –ahora a las órdenes del gobierno– intentó sancionar con una multa récord a la televisión privada TVN, acusándola de haber difundido mensajes antigubernamentales cuando cubrió las manifestaciones de diciembre de 2016. Esta sanción no se aplicó gracias a la presión internacional. Algunos ciudadanos incitan al gobierno a la moderación; éste siempre les responde con los argumentos metódicos de una ideología que busca erradicar toda voz disiente.

58
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018

Clasificación

-4

54 en 2017

Puntuación

+0.12

26.47 en 2017

  • 0
    periodistas muertos en 2018
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2018
  • 0
    colaboradores muertos en 2018
Ver el Barómetro