Noticias

7 Agosto 2017

Guinea Ecuatorial: Decomisan ejemplares de un semanario porque señaló las presiones del gobierno sobre la prensa

El presidenteTeodoro Obiang Nguema, el 16 de Junio de 2009, en Libreville. Foto Martin Bureau. AFP
Reporteros sin Fronteras (RSF) denuncia la confiscación del semanario Ébano y las intimidaciones que sufren los periodistas en Guinea Ecuatorial. Nuestra organización pide al gobierno que deje de presionar a los medios de comunicación y que sensibilice a las fuerzas de seguridad sobre la importancia de que los periodistas ejerzan libremente su oficio.


El 1 de agosto de 2017 las autoridades de Guinea Ecuatorial dieron la orden de retirar de los puestos de venta y de quemar todos los ejemplares del semanario gubernamental Ébano, debido a que éste publicó un artículo en el que se señalaban las presiones que el gobierno ejerce contra la prensa y los periodistas en Guinea Ecuatorial.


En dicho texto el periodista independiente Samuel Obiang Mbana, corresponsal de la Agence France-Presse (AFP), de Africa n°1 y de la radio alemana Deutsche Welle (DW), denunció que las fuerzas de seguridad no respetan a los periodistas y pidió al gobierno sensibilizarlas sobre el papel de la prensa y la necesidad de dejar trabajar libremente a los periodistas.


Samuel Obiang Mbana también mencionó el último altercado que tuvo con las fuerzas de seguridad, durante un mitin político realizado hace algunos días. Un policía vestido de civil le quitó a Samuel y a un periodista de El Lector la tarjeta de memoria de sus cámaras fotográficas, los detuvo y los llevó al Ministerio de Seguridad; poco después fueron puestos en libertad.


“El decomiso de los ejemplares de Ébano constituye una violación al derecho al acceso a la información", aseveró Cléa Kahn-Sriber, responsable del Despacho África de RSF. La mayor parte del país, con excepción de la capital, Malabo, no tiene acceso a una información libre o enfrenta dificultades para acceder a ella. Los periodistas son acosados y amenazados. Existe una verdadera censura de Internet. Exhortamos a las autoridades de Guinea Ecuatorial a permitir que los periodistas trabajen libremente, algo imperativo sobre todo ahora que se acercan las elecciones legislativas, que se realizarán en diciembre próximo”, añadió.



Un periodista agredido con frecuencia por las fuerzas de seguridad


Según información recabada por RSF, a Samuel Obiang Mbana le prohibieron asistir a una conferencia de prensa del Ministro del Interior realizada el 26 de julio pasado. Le señalaron que: "su excelencia no quería saber nada de Africa n°1”.


En los últimos años Samuel Obiang Mbana ha padecido en más de seis ocasiones las presiones de las autoridades, que a menudo lo han detenido mientras realizaba su trabajo (algo que también recordó en su texto). En marzo de 2016, por ejemplo, fue detenido en Malabo; lo retuvieron ocho horas en la comisaría central porque cubría una manifestación de estudiantes reprimida de forma violenta por la policía. No le devolvieron su equipo ni las fotografías que había tomado sobre el acontecimiento.


Recordemos que Guinea Ecuatorial se encuentra bajo el mandato de Teodoro Obiang Nguema desde 1979 y que el mandatario fue reelegido –como se esperaba– en abril de 2016. El presidente busca ejercer un control absoluto sobre la población civil y sobre la prensa. Existen muy pocos medios de comunicación independientes en el país y frecuentemente se obstaculiza su trabajo; los periodistas pueden ser arrestados o detenidos sin que existan cargos contra ellos. La censura para acallar a las voces críticas frente al régimen es permanente; a los reporteros extranjeros a menudo les niegan los visados o son conducidos manu militari a la frontera.


Guinea Ecuatorial, que descendió tres lugares en la última Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada por RSF en 2017, ocupa la posición 171 entre 180 países.