Kosovo

Kosovo

Una inestabilidad ahondada por la crisis sanitaria

Los medios de comunicación kosovares –a la imagen de todo el país–, se dividen según criterios étnicos. A menudo, el acceso a la información se limita a un grupo étnico o político y sólo concierne a temas relacionados con su identidad, que se tratan desde un único punto de vista. A principios de 2021, se prohibió la entrada al país a equipos de periodistas serbios porque no habían avisado con antelación a las autoridades kosovares. Los periodistas y medios de comunicación kosovares se enfrentan a muchas amenazas: agresiones físicas y verbales, ciberataques, autocensura y falta de transparencia respecto a la propiedad de las empresas mediáticas. Los medios, cuya situación financiera es débil, están bajo la influencia de los políticos. La pandemia los ha desestabilizado económicamente y muchos periódicos han dejado de publicar la versión en papel. El toque de queda, consecuencia de la pandemia, sirvió de pretexto para que la policía detuviera arbitrariamente a Tatjana Lazarević, directora del medio digital KoSSev. Además, aún se desconoce qué les ha ocurrido a muchos periodistas, incluyendo a los que fueron secuestrados o desaparecieron durante el conflicto armado de 1999.

78
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021

Clasificación

-8

70 en 2020

Puntuación

+0.99

29.33 en 2020

  • 0
    periodistas muertos en 2021
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2021
  • 0
    colaboradores muertos en 2021
Ver el Barómetro