Islandia

Islandia

Un sistema cada vez menos viable

Al promulgarse en 2010 la Ley de Iniciativa islandesa para la modernización de los medios (Immi), se declaraba la ambición de que Islandia se convirtiese en un El Dorado para el periodismo de investigación y los medios digitales. Sin embargo, el clima para los periodistas se ha deteriorado desde entonces en el país por el hecho de que se han endurecido las relaciones entre el mundo político y los medios de comunicación. La crisis económica de 2008 tuvo un fuerte impacto en el sector mediático: la profesión se volvió más precaria y las redacciones se debilitaron ante el apremio de los grupos de presión, pero se reavivó la confianza de la población en los medios y su papel como pilares de la democracia. Tras la crisis, la adquisición de dos importantes diarios nacionales por grandes empresas pesqueras o industriales ha planteado un conflicto de intereses. A finales de 2019 estalló el escándalo de "Fishrot Files". Basándose en fuentes de WikiLeaks, medios de investigación revelaron casos de corrupción y evasión de impuestos en Namibia por parte de la mayor empresa pesquera de Islandia. En 2020, dicha compañía emprendió una campaña mediática destinada a desacreditar a los periodistas que investigaban el caso. La ley islandesa protege a los periodistas y a la libertad de expresión, pero la falta de financiación de los medios sigue siendo el principal obstáculo. Se está debatiendo una nueva ley sobre financiación de los medios de comunicación.

16
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021

Clasificación

-1

15 en 2020

Puntuación

+0.25

15.12 en 2020

  • 0
    periodistas muertos en 2021
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2021
  • 0
    colaboradores muertos en 2021
Ver el Barómetro