Irán

Irán

Un régimen que reprime el derecho fundamental a la información

Irán sigue siendo uno de los países más represivos para los periodistas. El control de la información es implacable. En espacio de 30 años, entre 1979 y 2019, al menos 860 reporteros y periodistas-ciudadanos fueron detenidos, arrestados o ejecutados por las autoridades iraníes. El régimen islámico controla ampliamente el paisaje mediático. La represión de los reporteros, los periodistas-ciudadanos y los medios de comunicación independientes no ha cesado desde hace 41 años. Las intimidaciones, detenciones arbitrarias y severas condenas pronunciadas por tribunales revolucionarios tras juicios injustos forman parte de la vida cotidiana de la prensa iraní. Esta represión contra la libertad de información no se detiene en las fronteras del país. Los corresponsales iraníes de medios de comunicación internacionales también sufren también esta situación. El régimen tampoco duda en cortar la conexión a internet durante largos periodos para privar a la población de información alternativa. Los periodistas-ciudadanos, muy activos en las redes sociales, se encuentran en el centro de la lucha por una información libre en Irán. Otra gran dificultad que enfrenta la prensa para ejercer su labor informativa es que el régimen hace todo lo posible para ocultar lo que acontece, así como la magnitud de las catástrofes que experimenta el país. Fue el caso de las inundaciones registradas en marzo de 2019, del accidente de un avión Boeing ucraniano, a inicios de 2020 y, más recientemente, de la pandemia del coronavirus.

173
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

-3

170 en 2019

Puntuación

+0.40

64.41 en 2019

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro