Finlandia

Finlandia

Odio en internet, aunque crece la confianza en los medios

Los medios finlandeses se ven amenazados por las redes sociales. Estas plataformas destruyen la publicidad y otros métodos de financiación de los principales medios de comunicación, a la vez que dan cobijo a webs de información ficticias y a grupos de usuarios que amplifican la desinformación. Las redes sociales también toleran, sin tomar medidas o asumir las pertinentes responsabilidades, a los usuarios que rastrean a periodistas, los señalan o pronuncian discursos de odio dirigidos a ellos. Muchos usuarios de estas plataformas comparten información falsa y teorías de la conspiración, y no dudan en atacar a los principales medios de comunicación para desacreditarlos a los ojos del público. Durante el año, el gobierno propuso una normativa destinada a proteger a medios y periodistas de las consecuencias del odio en línea, aunque su impacto real está por ver. A los tribunales les resulta difícil interpretar de manera coherente la legislación existente que restringe el discurso de odio en línea, especialmente cuando se trata de casos que afectan a policías o a periodistas. A pesar de todo, la pandemia de Covid-19 ha tenido una consecuencia positiva en el panorama mediático finlandés. La confianza de la sociedad finlandesa en los principales medios de comunicación del país ha aumentado notablemente, al igual que la confianza en la información verificada y en la ciencia. Sin embargo, ante la precaria situación económica de los medios, algunas redacciones han tenido que prescindir de los colaboradores y los periodistas independientes luchan por seguir en activo.

2
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021

Clasificación

0

2 en 2020

Puntuación

-0.94

7.93 en 2020

  • 0
    periodistas muertos en 2021
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2021
  • 0
    colaboradores muertos en 2021
Ver el Barómetro