Etiopía

Etiopía

Nuevas libertades que aún deben consolidarse

Etiopía ya no aparece en rojo en el mapa de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF. Es la primera vez desde 2013, cuando este mapa comenzó a dividirse en cinco colores. Aureola del Premio Nobel de la Paz 2019, otorgado al primer ministro, Abiy Ahmed Ali. Cuando asumió su cargo, en 2018, el nuevo primer ministro hizo que varios periodistas y blogueros fueran puestos en libertad. Las nuevas autoridades también desbloquearon más de doscientos sitios web informativos y blogs que estaban prohibidos desde hacía años y autorizaron a canales de televisión que estaban en el exilio a trabajar libremente en el país. Sin embargo, estos primeros avances aún no se han institucionalizado. Todavía existe el riesgo de que ese viento de libertad sólo sea una brisa pasajera, lo que preocupa a los profesionales de los medios de comunicación. Aún no se han revisado leyes draconianas que regulan a la prensa, como la ley antiterrorista de 2009, muy empleada para detener a periodistas. En cambio, el arsenal represivo se vio reforzado con una ley para luchar contra los discursos de odio y la desinformación, que fue aprobada a inicios de 2020, en un contexto de fuerte violencia intercomunitaria. Esta ley posee disposiciones muy vagas que permiten amplias interpretaciones, también contempla elevadas multas y penas de prisión. El temor de que se dé marcha atrás se incrementó por las breves detenciones de periodistas, intimidaciones a la prensa y cortes de la conexión a internet. Un general incluso amenazó públicamente con actuar contra “todos los medios de comunicación que empañan la imagen del ejército”.

99
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

+11

110 en 2019

Puntuación

-2.29

35.11 en 2019

Contactos

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro