Cabo Verde

Cabo Verde

Se reducen las presiones sobre los medios de comunicación públicos

Cabo Verde se distingue porque no se han registrado ataques a periodistas. El país goza de una gran libertad de prensa, que está garantizada por la Constitución. El último proceso por difamación se remonta al año 2002. No obstante, en el paisaje mediático predominan los medios de comunicación públicos, cuyos directivos son nombrados directamente por el gobierno. Es el caso de la principal cadena de televisión TCV y de la Radio Nacional de Cabo Verde. Aunque no se controla el contenido de la información, la autocensura es una práctica generalizada. La Radio y Televisión de Cabo Verde (RTC) quiere imponer a sus periodistas un código de ética y conducta que incluye cláusulas que restringen la libertad de expresión de los periodistas en las redes sociales. Sin embargo, en 2019 se aprobaron los nuevos estatutos de los medios de comunicación públicos, según los cuales el gobierno ya no podrá nombrar a los directivos de la RTC. A partir del primer trimestre de 2020 un consejo independiente estará a cargo de ello; las personas que hayan ocupado cargos públicos en los últimos cinco años no podrán participar en él. El desarrollo de los medios de comunicación privados es limitado debido al restringido mercado publicitario y a que no existen subvenciones para los medios de comunicación audiovisuales. La geografía del archipiélago también dificulta la distribución de la prensa y la difusión de los medios de comunicación en las diez islas.

25
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

0

25 en 2019

Puntuación

+0.34

19.81 en 2019

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro