Bulgaria

Bulgaria

Opacidad y corrupción debilitan la libertad de prensa

Bulgaria sigue cayendo en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF, ahora es el país peor calificado de la Unión Europea. Bulgaria, que preside el Consejo de la Unión Europea (UE) hasta finales de junio de 2018, se encuentra también por debajo de todos los países de los Balcanes occidentales, algunos de los cuales aspiran a convertirse en miembros de la UE. La corrupción y la colusión de medios de comunicación con políticos y oligarcas son problemas comunes. Un símbolo de esta situación: Deylan Peevski, diputado, exdirector de la Agencia de Seguridad Nacional (DANS, el contraespionaje búlgaro) y propietario del New Bulgarian Media Group, que posee seis publicaciones y controla cerca de 80% de la red de distribución de medios impresos del país. Los subsidios del gobierno, provenientes de los fondos europeos, se otorgan a ciertos medios de comunicación bajo una gran opacidad. Esto favorece la corrupción de algunos de ellos, que se muestran complacientes con las autoridades y evitan tratar temas que les molesten. En los últimos meses se han incrementado las amenazas y los ataques a reporteros. Ser periodista en Bulgaria puede resultar peligroso.

111
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018

Clasificación

-2

109 en 2017

Puntuación

+0.21

35.01 en 2017

  • 0
    periodistas muertos en 2018
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2018
  • 0
    colaboradores muertos en 2018
Ver el Barómetro