Bangladesh

Bangladesh

Frente al endurecimiento político, aumentan los atentados contra la libertad de prensa

Los periodistas de Bangladesh son una de las principales víctimas colaterales del endurecimiento del gobierno de la Liga Awami (partido en el poder) y de su líder, la Primera Ministra Sheikh Hasina, en el poder desde 2009. La campaña electoral que llevó a su reelección, a finales de 2018, estuvo marcada por un preocupante aumento de las violaciones a la libertad de prensa: actos de violencia de militantes políticos contra reporteros que cubrían los hechos, bloqueo arbitrario de sitios web informativos; detenciones arbitrarias de periodistas, entre otros. No se permite a los periodistas de los dos principales diarios, Prothom Alo (en bengalí) y Daily Star (en inglés), asistir a las conferencias de prensa del gobierno. A inicios de 2020 cerca de diez de periodistas que cubrían las elecciones municipales en Dacca, la capital, fueron agredidos salvajemente por militantes de la Liga Awami y su ala estudiantil, la Liga Chhatra. En el ámbito jurídico, el poder ejecutivo cuenta con un arma hecha a la medida para acallar las voces que le molestan: la ley de seguridad digital, adoptada en 2018, que contempla penas de hasta 14 años de prisión por hacer “propaganda negativa”. Resultado: la autocensura alcanza un nivel récord, ya que los editores temen –con justa razón– que los encarcelen o que cierren su medio de comunicación. Los periodistas y blogueros que se atreven a defender una visión “demasiado” laica de la sociedad, siguen siendo blanco de los representantes de grupos fundamentalistas islamistas, que los acosan e incluso llegan a asesinarlos.

151
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

-1

150 en 2019

Puntuación

-1.37

50.74 en 2019

  • 1
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro