Suecia

Suecia

Suecia sigue a la cabeza, pero…

Suecia fue el primer país del mundo que adoptó una ley de libertad de prensa (en 1776) y hasta ahora se mantiene en los niveles más altos en cuestión de independencia de los medios de comunicación. 2020 arrancó con cambios importantes, ya que el “ombudsman de la prensa” se convirtió en “ombudsman de los medios de comunicación”, con lo que sus competencias se ampliaron a la televisión, la radio y los medios de comunicación en línea. Las fuerzas del orden combaten activamente los ataques a periodistas: el número de denuncias ha disminuido y se sancionó a algunos de los responsables de estos actos. Sin embargo, un tercio de los periodistas suecos afirman haber padecido amenazas o expresiones de odio a través de internet, lo que en ocasiones los ha llevado a autocensurarse. Existe una tendencia preocupante: grandes grupos de prensa siguen comprando pequeños medios de comunicación. Actualmente cinco de estos grupos poseen más de la mitad de los medios de comunicación locales. El populismo y los movimientos de supremacía blanca cobran fuerza, lo que ha favorecido la aparición de medios de comunicación en línea que tienen una política de extrema derecha. En 2019 periodistas y medios de comunicación suecos que publicaron información sobre Hong Kong, Taiwán o el editor y autor sueco-chino Gui Minhai, encarcelado en China desde 2015, fueron blanco de violentos ataques y amenazas del gobierno chino. Asimismo, periodistas iraníes exiliados en Suecia padecieron ataques y amenazas del régimen iraní.

4
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

-1

3 en 2019

Puntuación

+0.94

8.31 en 2019

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro