República Checa

República Checa

Una creciente concentración

Los periodistas checos se enfrentan a grandes desafíos: las amenazas que se ciernen sobre el sistema de radiotelevisión público a través de los órganos de vigilancia controlados por el gobierno, a las que se suman campañas de difamación en línea. Esto ha provocado que cada vez haya menos periodistas críticos. Además, las agresiones verbales de altos funcionarios del Estado contra periodistas han abierto la vía a la trivialización de la violencia y a una desconfianza creciente hacia la prensa. Por otro lado, cada vez es más preocupante la concentración de los medios de comunicación en manos de oligarcas. En octubre de 2019 Petr Kellner, el hombre más rico del país, compró el grupo de medios de comunicación CME, que posee TV Nova, el principal canal comercial del país. Aunque el millonario niega tener ambiciones políticas, un hecho registrado a finales de 2019 reveló más sus verdaderas intenciones: una investigación realizada por dos periodistas checos dio a conocer que una empresa de préstamos del multimillonario, bien implantada en China, habría financiado una campaña pro China para mejorar la imagen del país ante la opinión checa, a través de una red de expertos y periodistas.

40
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

0

40 en 2019

Puntuación

-1.32

24.89 en 2019

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro