Ucrania. RSF llama a los periodistas en Ucrania a extremar las precauciones

Desde el comienzo de la invasión rusa, hace dos semanas, varios equipos de prensa han sido atacados y cuatro reporteros han resultado heridos de bala en Ucrania. Reporteros Sin Fronteras (RSF) reitera su llamamiento a las autoridades rusas y ucranianas para que cumplan con sus obligaciones internacionales de garantizar la seguridad de los reporteros sobre el terreno, y les insta a extremar las precauciones.

Читать на русском / Leer en ruso


Los disparos se produjeron a escasos centímetros de la cabeza del fotógrafo suizo Guillaume Briquet, cuando presuntos miembros de un comando especial ruso le dispararon poco después de que pasara por un puesto de control ucraniano en una carretera hacia la ciudad sureña de Mykolaiv, el 6 de marzo, mientras cubría el avance ruso en la región. A pesar de las numerosas marcas de «Prensa» en su coche y de su chaleco antibalas con la inscripción «Prensa», este experimentado reportero de guerra fue  acosado por los soldados, que le robaron 3.000 euros y material de reportaje.


“Como ilustra claramente este incidente, los reporteros sobre el terreno son el objetivo de los beligerantes, a pesar de todas las normas que protegen a los periodistas», declara Jeanne Cavelier, responsable del área de Europa del Este y Asia Central de RSF. «Son civiles que informan al mundo de la evolución de los combates. Deben poder trabajar con seguridad. Por eso pedimos a todas las partes del conflicto que se comprometan inmediatamente a proteger a los periodistas sobre el terreno, de acuerdo con el derecho internacional. También recomendamos a los periodistas que tengan la máxima precaución, a la vista de los numerosos ataques de los comandos rusos enviados como exploradores».


Bajo el fuego ruso


«Estaban a menos de 50 metros», ha declarado a RSF Briquet, que resultó herido en la cara y el brazo por las esquirlas de los cristales de su parabrisas. «Está claro que dispararon a matar. Si no me hubiera agachado, me habrían alcanzado. Me han disparado antes en otras zonas de guerra, pero nunca había visto esto. Los periodistas que viajan por el país sin experiencia en la guerra corren un peligro mortal».


El 6 de marzo, un equipo que trabajaba para el canal de televisión panárabe Al-Araby TV, con sede en Londres, el reportero Adnan Can y el cámara Habip Demircifue atacado por Rusia en Irpin, un suburbio de Kiev. Los disparos se dirigieron a su coche a pesar de que habían colocado una bandera blanca y carteles de «Prensa». Atrapados en una ciudad en la que se libraban combates, los dos periodistas tuvieron que esconderse con los vecinos.


El cuarto día de la invasión, el 28 de febrero, un equipo de la cadena británica Sky News, compuesto por cuatro británicos y un periodista ucraniano, fue atacado por una unidad de reconocimiento rusa cuando se dirigía a Bucha, en las afueras de Kiev. El jefe del equipo, el reportero Stuart Ramsay, sufrió una herida de bala en la parte baja de la espalda, mientras que el chaleco antibalas del camarógrafo Richie Mockler detuvo otros dos disparos. Tras gritar que eran periodistas y ver que los disparos continuaban a pesar de sus chalecos de prensa, el equipo tuvo que abandonar su vehículo y correr para ponerse a cubierto.


Roce con la muerte


Vojtech Bohac y Majda Slamova, dos periodistas checos que informan para Voxpot, y dos periodistas ucranianos de Central TV, tuvieron más suerte durante un incidente similar, cuando viajaban juntos en un coche en Makariv, otra ciudad de la periferia de Kiev, el 3 de marzo. Lograron salir ilesos en su coche tras recibir el fuego de los soldados rusos con fusiles de asalto AK-47, según informaron sus medios de comunicación.


«Esta herida en el hombro estuvo a punto de costarme la vida por unos pocos centímetros«, explica a RSF el periodista danés Stefan Weichert. Ahora está hospitalizado en Dinamarca tras ser evacuado junto con su colega, Emil Filtenborg Mikkelsen, que sufrió cuatro heridas de bala en el mismo ataque. Los dos reporteros del periódico danés Ekstra-Bladet sufrieron estas heridas en la ciudad nororiental de Okhtyrka el 26 de febrero. «El pistolero, al que no pudimos identificar, fue localizado a unos 15 metros detrás de nuestro coche», confirma Weichert. «No pudo dejar de ver el cartel de ‘prensa’ que era claramente visible en nuestro coche».


4 torres de televisión bombardeadas


Además de disparar ráfagas de fuego contra los periodistas, las fuerzas armadas rusas también han llevado a cabo ataques contra las antenas de telecomunicaciones para impedir las emisiones de televisión y radio ucranianas. Cuatro torres de radio y televisión – en Kyiv, Korosten, Lyssytchansk y Kharkiv – han sido objeto de ataques rusos que interrumpieron abruptamente las emisiones de al menos 32 canales de televisión y varias docenas de emisoras de radio nacionales. Evgeny Sakun, camarógrafo del canal local Kyiv Live TV, se encontraba en la torre de Kyiv en el momento del ataque y murió en circunstancias que RSF está investigando.


Ucrania ocupa el puesto 97 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021 de RSF, mientras que Rusia ocupa el puesto 150.

Publié le 08.03.2022
Mise à jour le 25.03.2022