Nueva Zelanda

Nueva Zelanda

La libertad de prensa, amenazada por la lógica comercial

En Nueva Zelanda la prensa es libre, pero su pluralismo e independencia se ven afectados por la lógica comercial de las empresas de prensa, que buscan ante todo reducir costos, en detrimento del libre ejercicio del periodismo. Un ejemplo: Stuff, el principal portal informativo neozelandés, perteneciente al grupo Fairfax Media, fue adquirido por el mastodonte Australian Nine Television Network en julio de 2018, lo que provocó preocupación respecto a su integridad editorial. Poco después Stuff tuvo que eliminar un tercio de sus publicaciones; el conglomerado hizo grandes recortes presupuestarios en todas las empresas locales que posee. La situación podría haber sido peor, si no es porque la comisión de operaciones comerciales (NZ’s Commerce Commission) rechazó un nuevo intento de fusión de Stuff con la New Zealand Media and Entertainment (NZME), que posee el principal diario del país, New Zealand Herald. Un año antes la comisión se había opuesto a la fusión de NZME y Fairfax, una señal de los graves peligros que representa la concentración para la libertad de prensa. En el ámbito legislativo, la prensa continúa pidiendo que se revise la ley de información pública (Official Información Act, OIA), que dificulta el trabajo de los periodistas debido al tiempo que toma a los órganos gubernamentales dar una respuesta a las solicitudes y que incluso puede obligar a los periodistas a pagar cientos de dólares para que les entreguen la información que solicitaron. En mayo de 2018 la Primera Ministra, Jacinda Ardern, decepcionó a la prensa, pues  su vocero indicó que no se había previsto reformar esa ley.

7
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

+1

8 en 2018

Puntuación

-2.87

13.62 en 2018

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro