Nueva Zelanda

Nueva Zelanda

Una prensa libre frente a políticas recalcitrantes

En Nueva Zelanda la prensa es libre, pero no está exenta de padecer ocasionalmente presiones económicas. En mayo de 2017 la comisión de operaciones comerciales (NZ’s Commerce Commission) rechazó una propuesta de fusión de las redacciones de los dos grupos de medios de comunicación más grandes de Nueva Zelanda, NZME y Fairfax. El país a menudo se ve confrontado a este tipo de concentración, que amenaza el pluralismo y la independencia de los medios de comunicación. También existen otro tipo de presiones, las de los políticos: la prensa continúa pidiendo que se revise la ley de información pública (Official Información Act, OIA), que obstaculiza el trabajo de los periodistas –por el tiempo que toma a los órganos gubernamentales dar una respuesta– y que puede hacer incluso que los periodistas paguen cientos de dólares para que les entreguen la información que solicitaron. El nuevo gobierno de Jacinda Ardern contempla reforzar la ley que protege a los informantes. Tras la campaña electoral, el nuevo viceprimer ministro emprendió un juicio contra dos periodistas por la filtración de información, poniendo en peligro el secreto de sus fuentes.

8
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018

Clasificación

+5

13 en 2017

Puntuación

-0.36

13.98 en 2017

  • 0
    periodistas muertos en 2018
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2018
  • 0
    colaboradores muertos en 2018
Ver el Barómetro