Noticias

4 Mayo 2018

RSF pide que se abra una investigación por el asesinato de un periodista en Nicaragua

Credits AFP
A más de una semana del asesinato del periodista nicaragüense Ángel Eduardo Gahona, aún no se ha abierto ninguna investigación. El país sigue siendo sacudido por la proliferación de las protestas y los actos de violencia. RSF pide a las autoridades de Nicaragua que esclarezcan este crimen; también, que hagan todo lo posible para que los periodistas puedan trabajar de manera segura y para garantizar la libertad de expresión en todo el país.

El periodista Ángel Eduardo Gahona es una de las numerosas víctimas de la ola de protestas y de enojo que sacude a Nicaragua desde el 18 de abril. Los enfrentamientos entre manifestantes –muchos de ellos estudiantes– y la policía, acusada de un uso excesivo de la fuerza, han dejado como saldo al menos 48 personas desaparecidas y 42 muertas, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).


Ángel Eduardo Gahona, de 42 años de edad, era director del noticiero El Meridiano y corresponsal del Canal 6 Nicaragua. Fue asesinado el 22 de abril, por un disparo de arma de fuego en la cabeza, cuando transmitía en vivo en Facebook Live las manifestaciones en la ciudad costera de Bluefields, en el sur del país. Aún se desconoce la identidad del asesino, pero según periodistas de La Prensa, cuando ocurrieron los hechos, sólo la policía y los agentes antimotines estaban armados.


A más de una semana de su muerte, el hijo y la esposa del periodista, Migueliuth Sandoval, explicaron en una entrevista difundida por Univision que aún no tienen ninguna noticia de las autoridades locales, que nunca se pusieron en contacto con ellos. Asimismo, Migueliuth Sandoval señaló que ha recibido amenazas para que no siga exigiendo que se conozca la verdad sobre la muerte de su esposo, quien había decidido difundir sus reportajes en Facebook Live porque el gobierno sacó del aire a los canales de televisión locales.


No es haciendo callar a los periodistas o censurando a los medios de comunicación que las manifestaciones cesarán en Nicaragua”, señaló Emmanuel Colombié, responsable de la oficina América Latina de Reporteros sin Fronteras (RSF). “Es incomprensible que las autoridades nicaragüenses aún no hayan abierto una investigación por el asesinato de Ángel Eduardo Gahona. Debe hacerse justicia, tanto por la familia del periodista, como por toda la prensa en Nicaragua; los autores de este odioso crimen deben ser identificados lo antes posible, para evitar que se produzcan nuevos actos de violencia contra la prensa. En estos momentos de agitación, es responsabilidad de las autoridades garantizar la seguridad de los periodistas y permitir que estos realicen una cobertura independiente de los acontecimientos que sacuden al país”, añadió.


El Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones (Telecor) ordenó que se sacara del aire a cuatro canales de televisión –Canal 100% Noticias, Canal 12, Canal 23 y Canal 51– que informaban sobre las protestas. Un intento de censura denunciado el 24 de abril pasado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la Organización de los Estados Americanos (OEA).


Por otra parte, desde el inicio de las manifestaciones se han registrado en el país varios ataques informáticos a medios de comunicación del Estado o cercanos al gobierno del presidente Daniel Ortega, reivindicados por el colectivo Anonymous.


Nicaragua ocupa el lugar 90, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018 elaborada por RSF.