Noticias

4 Abril 2012 - Actualizado el 20 Enero 2016

Nuevo cierre arbitrario e ilegal de medios palestinos por parte de las autoridades israelíes


Reporteros sin Fronteras se encuentra escandalizada por la nueva incursión de las fuerzas israelíes contra una red de medios de comunicación palestinos radiotelevisados y de Internet de la Universidad Al-Quds, en Jerusalén Este, el 2 de abril de 2012. "Con esta incursión ilegal en los establecimientos de medios de comunicación ubicados en los territorios palestinos ocupados y anexados ilegalmente, las fuerzas de seguridad israelíes han violando, bajo la mayor impunidad, el Derecho Internacional una vez más. Utilizan todos los medios necesarios para evitar la existencia de una prensa palestina libre e independiente en los territorios palestinos ocupados, incluyendo Jerusalén Este", declaró Reporteros sin Fronteras, que solicita la reapertura de la red de los medios de comunicación pertenecientes a la Universidad Al-Quds. A las 12h55 del 02 de abril de 2012, decenas de policías israelíes irrumpieron en la sede de la red de medios de comunicación vinculados al Instituto de los Medios Contemporáneos de la Universidad Al-Quds (Universidad de Jerusalén), que comprendía la radio "Huna Al- Quds" y la agencia de noticias del mismo nombre, ubicada en el barrio Al-Khaldyeh, en Jerusalén Este. La incursión se da el día de la puesta en marcha de una red multimedia en línea centrada en Jerusalén, cortando la conexión simultanea, via Skype, las antenas de Ramallah y Jerusalén. Además de la confiscación de materiales y documentos privados, la policía arrestó a dos empleados del centro: Adel Rouished y Mohannad Izheman, luego liberados durante el día. La agencia de noticias Quds Net News Agency ha publicado fotos de la operación. Según declaraciones de Mohamed Abu Arqoub, jefe de redacción de la red de medios de comunicaciones, a la Agencia France-Presse, los policías explicaron que esta operación se basó en una orden de prohibición del Ministro de Seguridad Interior israelí argumentando que esta red era aliada de la Autoridad Palestina la cual, bajo la ley israelí, no tiene el derecho a actuar oficialmente en Jerusalén. Las autoridades israelíes han encontrado así una justificación "legal", en el marco del Derecho Internacional, para este cierre ilegal de los medios de comunicación palestinos. Las acusaciones según las cuales estos medios de comunicación tendrían vínculos con la Autoridad Palestina fueron negados en un comunicado de la Universidad . Al utilizar este falso pretexto, las autoridades israelíes buscan desacreditar la independencia de los medios de comunicación palestinos, justificando una restricción a la libertad de prensa. Esta acción se produce un mes después de un operativo militar contra dos canales de televisión, Al-Watan y Al-Quds Educational TV (vinculada a la Universidad de Al-Quds), el pasado 29 de febrero en Ramala, territorio controlado por la Autoridad Palestina. A raíz de estas acciones ilegales, los dos canales de televisión palestinos se vieron obligados a cerrar. Las autoridades israelíes habían justificado esta intervenciones ilegales bajo el argumento de que estos canales "piratas" no contaban con la licencia necesaria para su funcionamiento. Por otra parte, la organización condena la detención, por parte del ejército israelí, de Mohamed Anouar Mana de 30 años, un reportero palestino de la Agencia Quds Press, el 3 de abril de 2012 en Naplusa (localidad Dahieh), el norte de Cisjordania. Ya había sido detenido en tres ocasiones y ha pasado más de cuatro años en las cárceles israelíes. Reporteros sin Fronteras recuerda que varios periodistas se encuentran detenidos en cárceles israelíes.