Noticias

1 Junio 2021

Israel: ya son trece los periodistas palestinos detenidos por las fuerzas de seguridad

Las fuerzas de seguridad israelíes detuvieron el jueves 27 de mayo a dos periodistas palestinos en Jerusalén, elevando ya a trece los arrestados desde el comienzo de los enfrentamientos. Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena el uso abusivo que hace Israel de la detención administrativa para acosar a los periodistas palestinos.


Un vídeo que muestra la detención de los dos periodistas de Alkofiya TV ha indignado a las organizaciones locales. En él se ve cómo la policía conduce a la reportera Zaina Halawani y al cámara Wahbi Mikeh fuera del distrito de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este, donde estaban cubriendo la tensión entre los residentes por la amenaza de desahucios. Un tribunal ordenó su detención administrativa durante cinco días.


Una semana antes, el 21 de mayo, un juez israelí ordenó una prórroga de 11 días del arresto de otro periodista palestino, el cámara de Alghad TV Hazem Nasser, que fue detenido en un puesto de control israelí a la entrada de la ciudad cisjordana de Tlkarm, el 12 de mayo, cuando regresaba de Nablus, a 40 kilómetros al sur, tras filmar enfrentamientos entre soldados israelíes y residentes palestinos. Su familia confesó a RSF que no sabe de qué se le acusa.


Ahmad Azaizeh, bloguero que trabaja como freelance para varios medios de comunicación, entre ellos Bokra.net, una web local de noticias, fue detenido el 12 de mayo en su casa de Nazaret, en el norte de Israel, tras cubrir los enfrentamientos entre ciudadanos palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes en Jerusalén. Fue puesto en detención administrativa por “incitación al odio”. Posteriormente, se dictó una orden que prorrogaba su detención hasta el 17 de mayo, pero no fue puesto en libertad cuando ésta expiró.


“El recurso reiterado a la detención administrativa exime a las autoridades israelíes de tener que presentar cargos y les permite prolongar la detención indefinidamente, lo que es inaceptable”, ha denunciado Sabrina Bennoui, responsable del área de Oriente Medio de RSF. “Los periodistas palestinos se limitan a hacer su trabajo y no deben, en ningún caso, ser considerados culpables”.


Según el recuento de RSF, las autoridades israelíes retienen actualmente a un total de al menos 13 periodistas palestinos. Entre ellos se encuentra Alaa Al-Rimawi, corresponsal de Al Jazeera en la ciudad de Ramallah, en Cisjordania, y director de la agencia de noticias digital J-Media. Lleva detenido desde el 22 de abril sin que se haya presentado ninguna acusación oficial contra él. Un tribunal ordenó inicialmente tres meses de detención administrativa para Rimawi, pero la redujo a 45 días después de que se pusiera en huelga de hambre durante 16 días.


La única mujer periodista palestina actualmente detenida es Bushra Al-Taweel. Fue arrestada en la carretera de Ramallah a Nablus el 8 de noviembre de 2020. Desde diciembre de 2019 hasta julio de 2020, estuvo detenida sin cargos durante un total de 230 días. Su detención administrativa se prorrogó otros cuatro meses, el 7 de marzo, a pesar de que todavía no se han presentado cargos contra ella.


Israel ocupa el puesto 86 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021 de RSF.