Noticias

6 Diciembre 2019

Irán: Tras la represión, nuevas detenciones de informadores

Reporteros sin Fronteras manifiesta su alarma por la última caza de brujas contra periodistas en Irán, especialmente fotógrafos y cámaras. Al menos once han sido detenidos desde el comienzo de las protestas antigubernamentales el 16 de noviembre, sobre todo en Teherán, Isfahan, Abadan, Gachsaran y Sarpol-e Zahab.

Tras la restauración parcial de Internet en algunas regiones se han conocido cientos de muertes y detenciones. Según el parlamentario Hossein Naghavi Hosseini, miembro de seguridad nacional y política extranjera, se ha detenido a 7.000 personas.

En un comunicado publicado de 27 de noviembre, el ministerio de Inteligencia anunció la detención de seis individuos "entrenados en el extranjero como periodistas ciudadanos para filmar y tomar imágenes". El comunicado no cita sus nombres ni dónde están detenidos.

En paralelo los tribunales revolucionarios o los servicios de Inteligencia han citado a otros periodistas. El 27 de noviembre fiscalía de la ciudad de Abadan emitió una orden de detención contra los periodistas y escritores Mandana Sadeghi, Darioush Memar, Hoda Karimi Sadar, Hossein Mousavi y Koresh Karampour. Todos están acusados de propaganda antigubernamental, insultar al linder supremo y desorden público.

RSF también ha podido confirmar la detención en Isfahan, el 17 de noviembre, de tres fotoperiodistas, Alireza Vasiq, Majid Hojati y Payman Shah Sanai; del fotógrafo Arash Sediqi, el 27 de noviembre, en Gachsaran; del fotoperiodista y defensor de los derechos humanos Raha Askarizadeh, del periodista Farda Mostafa Mohebikia, y de Fereshteh Cheraghi, los días 28 y 29 de noviembre en Sarpol-e Zahab.

EL 30 de noviembre el ministerio de Inteligencia confirmó la incautación de pertenencias de periodistas y empleados del canal privado Iran International, un canal satélite en persa con sede en Londres. Les describió como "enemigos de la república" y "terroristas".

"Es la primera vez que los servicios de Inteligencia iraníes van a por un medio extranjero tan abiertamente", advierte Reza Moini, responsable de la oficina Irán - Afganistán de Reporteros Sin Fronteras. "Estas incautaciones, combinadas con las numerosas detenciones, demuestran que el régimen iraní sigue usando los más represivos métodos", añade.

Reporteros sin Fronteras pide la puesta en libertad incondicional de todos los reporteros y fotógrados encarcelados. La organización también insta a los siete países europeos que tienen servicios de noticias en persa, incluida Francia, Alemania y Reino Unido, a "interceder de manera directa con el gobierno iraní para defender el derecho fundamental a informar".

Irán ocupa el puesto 170 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros sin Fronteras.