Noticias

26 Agosto 2011 - Actualizado el 20 Enero 2016

Encuentran muerto a un periodista que había sido secuestrado, el segundo en menos de un mes


Reporteros sin Fronteras condena con firmeza el asesinato de Humberto Millán Salazar, conductor de un programa de Radio Fórmula y director del diario digital A-Discusión editado en Culiacán, en el estado de Sinaloa (noroeste).

El cuerpo del periodista fue encontrado con un balazo en la cabeza el 25 de agosto de 2011 a alrededor de las diez de la mañana, en un predio agrícola conocido como Campo Morelia, ubicado unos diez kilómetros al norte de la ciudad de Culiacán. Humberto Millán Salazar fue secuestrado al 24 de agosto de 2011, junto con su hermano, quien fue liberado por los secuestradores a petición del periodista. La Procuraduría General de Justicia del Estado de Sinaloa informó que se han establecido medidas cautelares para garantizar la seguridad de la familia y los colegas del periodista.

Asimismo, se constituyó una comisión de investigación, encabezada por el procurador de justicia del estado de Sinaloa, Marco Antonio Higuera Gómez, en colaboración con la Procuraduría General de la República. La Procuraduría General de Justicia del Estado de Sinaloa declaró asumir "el compromiso de trabajar en el esclarecimiento del caso", sin precisar cuáles son las principales líneas de investigación. Pedimos a las autoridades que no descarten la pista profesional. La víspera de su secuestro, Humberto Millán Salazar, conocido por sus críticas al gobierno local, publicó en el diario digital A-Discusión un artículo sobre la gestión de cuentas del gobierno de Coahuila.

____________________________________

25.08.2011 - Secuestran a un periodista en el estado de Sinaloa

Humberto Millán Salazar, director del diario digital A-Discusión y conductor del programa “Sin Ambages” de Radio Fórmula, fue secuestrado el 24 de agosto de 2011 en Culiacán, capital del estado de Sinaloa (noroeste).

“Pedimos a las autoridades federales que hagan todo lo necesario para encontrar al periodista. Con este caso asciende a catorce el número de periodistas desaparecidos en el país desde el año 2003. Asimismo, este secuestro tiene lugar menos de un mes después del de la columnista del diario regional Notiver, Yolanda Ordaz de la Cruz, quien fue encontrada asesinada 48 horas después de haber sido secuestrada en el estado de Veracruz. México continúa clasificándose como el país más peligroso del continente para los medios de comunicación. Desde el inicio del año 2010 esta ola de terror le ha costado la vida a 19 profesionales de los medios de comunicación; en ocho de los casos se comprobó que el crimen estaba relacionado con su profesión”, declaró Reporteros sin Fronteras. “Los mecanismos de protección para periodistas ratificados por la Secretaría de Gobernación en noviembre de 2010, encuentran aquí materia para aplicarse. Recordamos que desde hace varios años uno de los principales cárteles de la droga del país, el Cartel de Sinaloa, forma parte de la lista anual de Predadores de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras”, agregó la organización.

Según un comunicado del Gobierno del Estado de Sinaloa, Humberto Millán Salazar habría sido interceptado cuando circulaba en su automóvil en el norte de la ciudad de Culiacán, en el Fraccionamiento Canaco, por un grupo de hombres armados a bordo de dos vehículos. José Alfredo Beltrán, presidente de la Asociación de Periodistas y Comunicadores 7 de Junio, a la que pertenece Humberto Millán Salazar, explicó a Reporteros sin Fronteras que el periodista habría sido secuestrado junto con su hermano, quien padece una discapacidad y habría sido liberado a petición del periodista.

Humberto Millán Salazar, de 53 años de edad, ejerce el periodismo desde hace 30 años. Ha sido colaborador de Radio UAS (de la Universidad Autónoma de Sinaloa) y de los periódicos El Debate y El Sol de Sinaloa. El periodista, que escribe sobre la actualidad política de la región, es conocido por sus fuertes críticas al gobierno local.

La Procuraduría de Justicia del Estado de Sinaloa inició una investigación (averiguación previa) por el delito de “privación ilegal de la libertad” y solicitó la colaboración de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Periodistas, de la Procuraduría General de la República. Reporteros sin Fronteras pide a las autoridades que privilegien la pista profesional en la investigación y se brinde protección inmediata a sus familiares, en particular a su hermano testigo presencial de este hecho.

La ofensiva federal contra el narcotráfico emprendida en diciembre de 2006 por el presidente Felipe Calderón –que moviliza 50.000 militares– ha dejado como resultado, casi cinco años más tarde, un saldo de más de 50.000 muertos en todo el país. Más de 15.000 de estas muertes se registraron tan sólo en el año 2010. Esta guerra que no se llama por su nombre se desarrolla junto a una sangrienta batalla entre los cárteles por el control del tráfico de droga, lo que ha provocado una trágica degradación de las condiciones de trabajo de los periodistas, en especial en el norte del país, la zona geográfica que representa el mayor riesgo.

Reporteros sin Fronteras continúa apoyando la campaña contra la violencia realizada por cartonistas de prensa "¡Basta de Sangre!" - “No + sangre”.