Noticias

28 Julio 2020

Arabia Saudí: RSF pide una investigación por la muerte del periodista Saleh Al-Shehi poco después de su excarcelación

Reporteros sin Fronteras (RSF) pide una investigación internacional independiente bajo los auspicios de la ONU para determinar el grado de responsabilidad que tienen las autoridades saudíes en la muerte del periodista Saleh Al-Shehi a causa de una enfermedad, probablemente Covid-19, dos meses después de su salida de la cárcel.

La noticia de que Al-Shehi murió el 19 de julio ha conmocionado a los saudíes. La enfermedad no ha sido nombrada formalmente, aunque algunos medios de comunicación como el diario saudita Al-Riyadh hablan de tres semanas de complicaciones derivadas de una infección por Covid-19. Su familia no ha proporcionado ningún detalle.

 

Al-Shehi fue puesto en libertad el 19 de mayo para sorpresa general. En ese momento, RSF no ha podido establecer los motivos de su libertad o si era condicional. Su salud se deterioró rápidamente a partir de entonces. El 26 de junio, su hijo Watan publicó una oración por su recuperación, mientras que, en una publicación el mismo día, su sobrino Mohamed informó que llevaba más de diez días en cuidados intensivos.

 

Al-Shehi era un popular columnista del diario reformista Al-Watan. Su amigo Jamal Khashoggi, el periodista exiliado que fue asesinado en el consulado saudí de Estambul en octubre de 2018, lo llamaba "el escritor del proletariado". Solía escribir sobre la pobreza y el nepotismo en las élite y pidió un debate sobre las principales reformas en curso en Arabia Saudí.

 

Lo detuvieron en diciembre de 2017 después de hablar de la corrupción de la corte real en el programa ‘Ya Hala’ del canal de televisión saudí Rotana. En febrero de 2018, Al-Shehi fue condenado a cinco años de prisión "insultar a la corte real", además de a una prohibición de salir del país durante los cinco años siguientes al cumplimiento de la condena.

 

Unos meses antes de que lo asesinaran, Khashoggi lo había defendido en varios medios de comunicación. "Saleh Al-Shehi es un valiente", afirmó. "Aquellos que quieren ser independientes y crear conciencia van al extranjero, donde pueden hablar libremente, pero Saleh Al-Shehi se suicidó al quedarse [en Arabia Saudí] y escribir artículos".

 

"RSF reclama una investigación internacional independiente bajo los auspicios de la ONU para esclarecer al máximo el posible vínculo entre la muerte de Saleh Al-Shehi y las condiciones en que estuvo preso", señala Sabrina Bennoui, directora del departamento de RSF en Oriente Medio. “Su liberación repentina dos meses antes de su muerte genera dudas y requiere explicaciones y transparencia por parte de las autoridades saudíes. Si cayó enfermo en prisión, deben asumir toda la responsabilidad".

 

Por otra parte, RSF acaba de saber que el comentarista político Akl Al-Bahli ha sido detenido. El arresto se produjo el 29 de abril después de ofrecer sus condolencias cuando el defensor de derechos humanos Abdullah Al-Hamid murió en prisión como resultado de una negligencia médica.

 

Arabia Saudí ocupa el puesto 170 de 180 países y territorios en la Clasificación Mundial 2020 de la Libertad de Prensa que RSF publicó recientemente.