Mozambique

Mozambique

Blackout informativo en el norte del país

La libertad de prensa se reduce en Mozambique. Es difícil saber si la reelección de Filipe Nyusi y el frágil acuerdo de paz con los rebeldes armados permitirán que la tendencia se invierta. Las elecciones realizadas en octubre de 2019 confirmaron el control que ejerce el partido gobernante sobre la mayoría de los medios de comunicación. La misión de observación electoral que realizó la Unión Europea en el país señaló que no hubo una cobertura periodística imparcial. El periodismo independiente enfrenta fuertes presiones. En comicios anteriores, como las elecciones locales de 2018, se agredió con frecuencia a periodistas. Hoy en día es casi imposible ir al norte del país –que padece una insurrección islamista– sin ser detenido. En 2019 dos periodistas que intentaron acceder a esta zona fueron encarcelados cuatro meses y aún enfrentan cargos por difundir mensajes e insultos contra agentes del Estado. Los medios de comunicación internacionales no escapan a esta censura informativa; cada vez les es más difícil obtener autorizaciones para cubrir ese tema. Afortunadamente, aún no se aprueba el proyecto que contempla aumentar drásticamente el costo de acreditación de periodistas extranjeros. Numerosas restricciones administrativas y económicas dificultan que aparezcan nuevos actores en el sector de los medios de comunicación. En septiembre de 2019, en vistas de la visita del Papa Francisco a Mozambique, RSF, junto con otras once organizaciones, escribió al sumo pontífice para pedirle que exhortara a las autoridades a respetar y promover los derechos humanos, ya que la libertad de informar está amenazada en el país.

104
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

-1

103 en 2019

Puntuación

+1.13

32.66 en 2019

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro