Sitio web desbloqueado

Iwacu

En 2015 las radios de Burundi fueron cerradas por órdenes del presidente Pierre Nkurunziza. Desde entonces, Iwacu es uno de los últimos medios de comunicación libres del país. Este semanario privado fundado en 2008 es la publicación más leída en Buyumbura, la capital de Burundi.

Iwacu, que seguía publicando información independiente y confiable, evadía la censura gracias a las redes sociales, pero como le sucedió a otros portales informativos del país, ahora su sitio web se encuentra bloqueado (http://www.iwacu-burundi.org/rubrique/blogs/): desde el 10 de octubre de 2017 no es posible acceder a él, en la página de inicio se indica que existe un problema con el URL, lo que puede llevar a pensar que simplemente cerraron el sitio (http://www.iwacu-burundi.org/probleme-technique/).


Los

proveedores de acceso a internet permanecen en silencio, dejando que la responsabilidad recaiga en el Burundi Backbone System (BBS). Este operador de infraestructuras para la explotación técnica y la comercialización de redes en Burundi niega toda implicación en el bloqueo de los sitios de internet. Sin embargo, existe una complicidad tácita entre ciertos proveedores de acceso a Internet y las autoridades de Burundi para bloquear los sitios web de medios de comunicación que no se han alineado con el gobierno del presidente Pierre Nkurunziza. Desde que este decidió mantenerse en el poder contra viento y marea, el bloqueo de sitios web se ha convertido en una práctica común, a la que se suma la campaña de acoso emprendida contra periodistas.


El director de Iwacu, Antoine Kaburahe, tuvo que huir de su país por razones de seguridad. Vive exiliado en Bélgica desde el intento de golpe de Estado registrado en mayo de 2015, durante el que las autoridades se negaron a distinguir a los golpistas de los periodistas que seguían informando a la población sobre la situación del país. En 2016, en un homenaje a los “héroes de la información de RSF”, Antoine Kaburahe recibió la medalla de la ciudad de París.