Gran Bretaña

Gran Bretaña

Un fenómeno inquietante

El Reino Unido retrocede en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF debido a los ataques a la libertad de prensa del gobierno británico, que éste suele justificar con el argumento de la seguridad interior. El parlamento adoptó la legislación más severa en la historia del Reino Unido en materia de vigilancia, la Investigatory Powers Act. Esta nueva ley relativa a la información no ofrece suficiente protección a los informantes, a los periodistas ni a sus fuentes y constituye una seria amenaza para el periodismo de investigación. El nuevo proyecto de “ley de espionaje”, presentado por la Comisión jurídica, es aún más preocupante pues, de aprobarse, permitirá calificar fácilmente de “espías” a los periodistas que hayan obtenido información confidencial y permitirá condenarlos a penas que van hasta los 14 años de prisión. La “sección 40” de la Crime and Courts Act 2013 también sigue siendo tema de preocupación, sobre todo las medidas de sanción, que pueden obligar a un editor de prensa a asumir el costo de todas las demandas presentadas en su contra, sin distinción. Por otra parte, la agencia de control de fronteras británica (UK Border Agency) le quitó el pasaporte a una periodista siria, lo que constituye un mensaje preocupante para los periodistas extranjeros críticos, que podrían ser el blanco de su propio gobierno en territorio británico.

40
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2017

Clasificación

-2

38 en 2016

Puntuación

+0.56

21.70 en 2016

Contactos

  • 0
    periodistas muertos en 2017
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2017
  • 0
    colaboradores muertos en 2017
Ver el Barómetro