Depredador

Viktor ORBÁN

Nacido el 31 de mayo de 1963



Primer ministro de Hungría desde el 29 de mayo de 2010 (tras un primer mandato entre 1998 y 2002)

 

Depredador desde que llegó al poder 


Hungría, 92°/180 en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021




    MÉTODO DE DEPREDACIÓN: tramas político-económicas, descrédito y autocensura



    Viktor Orbán se llama a sí mismo partidario de la "democracia antiliberal". Desde su regreso al poder en 2010, ha socavado repetidamente el pluralismo y la independencia de los medios de comunicación. Después de transformar la radio y televisión públicas en órganos de propaganda, los medios privados se ven reducidos a la esclavitud o al silencio. Los métodos son unas veces sutiles y otras groseros, pero siempre efectivos. Gracias a las maniobras político-económicas y a la toma de control de los medios por parte de oligarcas cercanos al partido gobernante Fidesz, ahora controla el 80% del panorama mediático, liderado por la Fundación Kesma, que agrupa a unos 500 medios progubernamentales. Los medios independientes están discriminados en la distribución de publicidad estatal y en el acceso a la información en poder de las instituciones, mientras que sus periodistas son objeto de campañas de desprestigio en los medios oficialistas, en las que se les etiqueta como promotores de las “informaciones falsas”. Durante la crisis del coronavirus, esto se ha convertido en un delito penal, lo que ha tenido un efecto disuasorio en los periodistas y sus fuentes. Estas diferentes técnicas depredadoras se han revelado de un valor evidente y han inspirado a los aliados polacos y eslovenos de Viktor Orbán.


    OBJETIVOS PREDILECTOS: los últimos medios independientes



    Tras el cierre del diario Népszabadsag y después de que los oligarcas se hicieran con los diarios digitales de información Origo.hu e Index.hu, las autoridades ahora tienen en la mira al canal de televisión RTL, al diario Népszava, a los semanarios HVG, Magyar Hang y Magyar Narancs, y al digital 24.hu. La última hazaña hasta la fecha es la decisión política del regulador audiovisual, supuestamente independiente, de privar a Klubrádio de su frecuencia.


    DISCURSO OFICIAL: beligerante



    "Tenemos que luchar contra (...) los medios mantenidos por grupos extranjeros y por oligarcas del país". (Discurso pronunciado en 2018 para celebrar el 170 aniversario de la revolución de 1848).

    "Ahora no es el momento (...) de ir a los hospitales a producir videos con cámara o noticias falsas". (Respondiendo a una reclamación de 28 medios de comunicación independientes que pedían libertad para acceder a los hospitales y entrevistar al personal sanitario durante la pandemia de Covid-19 en 2021).