Cuba

Cuba

La prensa independiente, constantemente a prueba

Cuba sigue siendo, año tras año, el país peor calificado de Latinoamérica en materia de libertad de prensa. La elección de Miguel Díaz-Canel, en 2018, después de 59 años de represión castrista, no ha cambiado la situación. El régimen cubano mantiene un monopolio casi absoluto de la información e intenta obstaculizar por todos los medios el trabajo de la prensa independiente: detenciones arbitrarias, amenazas de encarcelamiento, persecución, acoso, registros domiciliarios ilegales, confiscación y destrucción de material periodístico… Todo esto forma parte del día a día de los periodistas que no siguen la línea oficial del castrismo. A los blogueros y periodistas independientes se les mantiene bajo vigilancia de agentes que intentan restringir su libertad de movimientos y que no dudan en interrogarlos y borrar la información que tienen en su poder. Las autoridades también controlan el trabajo de los periodistas extranjeros: otorgan acreditaciones de prensa de forma selectiva y expulsan a los reporteros que consideran “demasiado negativos” frente al régimen. La mejora progresiva de la cobertura de internet en la isla es uno de los pocos motivos de esperanza para el futuro de la libertad de prensa en Cuba.

171
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021

Clasificación

0

171 en 2020

Puntuación

+0.13

63.81 en 2020

  • 0
    periodistas muertos en 2021
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2021
  • 0
    colaboradores muertos en 2021
Ver el Barómetro