Croacia

Croacia

Todos los males se concentran en la televisión pública

En Croacia, los periodistas que investigan la corrupción, el crimen organizado y los crímenes de guerra a menudo son víctimas de campañas de acoso. En este país se penaliza la difamación y el insulto a la "República, su emblema, himno nacional o bandera” puede castigarse con una pena de tres años de cárcel. Más grave aún, desde 2013 las declaraciones consideradas "humillantes" también son sancionadas por la vía penal. La injerencia del gobierno en la gestión de la Radiotelevisión croata (HRT) sigue siendo un verdadero problema –éste constituye de hecho uno de los principales obstáculos para la independencia de los medios de comunicación en Croacia–. HRT padece presiones políticas y es blanco de grupos de interés que buscan influir en su línea editorial e interferir en su gestión interna. Además, Reporteros sin Fronteras (RSF) observó que la dirección de la HRT sigue emprendiendo procesos penales contra los periodistas que se quejan abiertamente de las condiciones de trabajo en la televisión pública, incluso presentó cargos contra la Asociación de Periodistas Croatas (HND, por sus siglas en croata). Los ataques físicos, las amenazas y las agresiones en Internet a periodistas siguen siendo un problema importante en el país.

64
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

+5

69 en 2018

Puntuación

+0.09

28.94 en 2018

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro