Bielorrusia

Bielorrusia

Malos tiempos para el periodismo independiente

La detención de periodistas y blogueros críticos, las amenazas, el bloqueo de sitios web informativos de referencia y las restricciones al acceso a la información son comunes en Bielorrusia, donde el paisaje mediático no conoce la diversidad. Los canales de televisión están completamente controlados por el Estado. Los pocos medios de comunicación independientes que existen, acosados siempre por las autoridades, a menudo se ven obligados a exiliarse. Uno de los más hostigados es el canal Belsat TV –en menor medida que antes, en 2019 le impusieron menos multas–. Medios de comunicación que antes se mantenían a salvo, como Tut.by y la agencia BelaPAN, ahora están en la mira del gobierno. Aquellos que han tenido el privilegio de ser tolerados por las autoridades, luchan por sobrevivir económicamente, pues no reciben subsidios y no tienen anunciantes.

153
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

0

153 en 2019

Puntuación

-1.91

51.66 en 2019

  • 0
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro