Bahréin

Bahréin

Una represión que no cede

El reino, dirigido con mano de hierro por la familia Al Jalifa, es conocido por el gran número de periodistas encarcelados, en particular fotógrafos y camarógrafos. Desde 2011, tras los levantamientos de la oposición chiita en la parte este de Bahréin, el régimen ha aumentado la represión y la censura de las voces disidentes por temor a ser derrocado. Los periodistas profesionales y los periodistas ciudadanos a menudo son acusados de participar en manifestaciones, de vandalismo o de apoyar el terrorismo, por lo que enfrentan penas de prisión que pueden ir hasta la cadena perpetua; también pueden perder su nacionalidad. Muchos de ellos sufren maltrato físico cuando están detenidos. Desde 2016, los periodistas locales que trabajan para medios de comunicación internacionales enfrentan dificultades para renovar su acreditación de prensa. Muchos de ellos, en el exilio, también son objeto de procedimientos iniciados por las autoridades por "delitos cibernéticos", tras publicar en redes sociales críticas a la política de Manama. Para los periodistas extranjeros obtener un visado es muy complicado obtener un visado.

168
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021

Clasificación

+1

169 en 2020

Puntuación

+0.97

60.13 en 2020

  • 0
    periodistas muertos en 2021
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2021
  • 0
    colaboradores muertos en 2021
Ver el Barómetro