Austria

Austria

La cadena de televisión pública ORF, en la mira

Las amenazas a la libertad de prensa aumentaron desde que el Partido de la Libertad de Austria (Freiheitliche Partei Österreichs, FPO), de extrema derecha, forma parte del gobierno (diciembre de 2017). Se ha vuelto común que los políticos profieran ataques verbales cuando un reportaje les molesta. A los periodistas independientes que dan a conocer escándalos de las autoridades se les etiqueta como de “extrema izquierda” y se les acusa de querer sabotear la política del gobierno. Uno de los ejemplos más representativos: el vicecanciller, Heinz-Christian Strache, llamó “mentiroso” a Armin Wolf, periodista de la Radiodifusión austriaca (Österreichischer Rundfunk, ORF). Los ataques personales a periodistas son más frecuentes, lo que lleva a los reporteros a autocensurarse para evitar ser víctimas de mensajes de odio. Otro hecho importante: el otoño pasado la oficina del Ministro del Interior, Herbert Kickl (de extrema derecha), recomendó a las áreas de prensa de las direcciones regionales de la policía que limitaran al “mínimo permitido por la ley” la comunicación con tres publicaciones acusadas de “parcialidad”: los diarios Kurier (centro) y Der Standard (centro-izquierda), así como el semanario Falter (izquierda). El futuro de la cadena de televisión pública ORF es incierto y aún no se da a conocer la tan esperada nueva ley de medios de comunicación.

16
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

-5

11 en 2018

Puntuación

+1.29

14.04 en 2018

  • 0
    periodistas muertos en 2019
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2019
  • 0
    colaboradores muertos en 2019
Ver el Barómetro