Arabia Saudita

Arabia Saudita

No existe prensa independiente

En Arabia Saudita no existen medios de comunicación libres. Tampoco se tolera que existan partidos políticos, sindicatos ni organizaciones de defensa de los derechos humanos realmente independientes. En este país, donde la autocensura es muy fuerte, Internet es el único espacio en el que eventualmente puede circular información independiente, gracias a los periodistas-ciudadanos que se arriesgan a difundirla. Las autoridades los vigilan muy de cerca –igual que a los periodistas profesionales– y pueden condenarlos a penas de cárcel por expresar sus críticas, basándose en las leyes contra el terrorismo y la cibercriminalidad. La blasfemia, el insulto a la religión, la "incitación al caos", el "poner en peligro la unidad nacional", el “ataque a la imagen y la reputación del rey y del Estado”, son las principales acusaciones contra quienes buscan informar, que también pueden ser encarcelados arbitrariamente –sin que exista un proceso–, padecer castigos bárbaros –como latigazos– o maltrato físico mientras se encuentran detenidos. En junio de 2017 ascendió al poder Mohammed Ben Salmane; el joven príncipe heredero ha tenido un discurso de apertura, sin embargo, sus palabras aún no se han traducido en hechos que favorezcan la libertad de información.

169
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018

Clasificación

-1

168 en 2017

Puntuación

-2.89

66.02 en 2017

  • 1
    periodistas muertos en 2018
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2018
  • 0
    colaboradores muertos en 2018
Ver el Barómetro