Yemen

Yemen

Balance desastroso para los periodistas

El conflicto militar en Yemen, que devasta al país desde 2014, ha tenido consecuencias muy graves en la libertad de prensa. La fragmentación del país entre las zonas controladas por los rebeldes hutíes, aquellas bajo el control del llamado gobierno legítimo y las dominadas por fuerzas separatistas en el sur, ha polarizado aún más a los medios de comunicación. Como estos están controlados por las partes en conflicto, circula muy poca información independiente. Mientras que los periodistas locales se encuentran atrapados en medio de estas fuerzas, son pocos los periodistas extranjeros que tienen acceso a la zona para cubrir los acontecimientos. Los hutíes y Al Qaeda retienen como rehenes a cerca de 20 periodistas locales; en la mayoría de los casos, desde 2015. Anwar al Rakan, uno de los periodistas secuestrados por los hutíes, murió trágicamente en 2018, justo después de que lo liberaron. En la parte del país controlada por el llamado gobierno legítimo, los periodistas son detenidos de forma arbitraria y padecen las agresiones de las milicias. En lo que se refiere a internet, desde que los hutíes tomaron el control del Ministerio de Telecomunicaciones, los medios de comunicación en línea están bloqueados. Cualquiera que sea la zona en que se encuentren, los periodistas-ciudadanos son vigilados y pueden ser detenidos simplemente por publicar algo en las redes sociales. Para evitar las represalias, algunos periodistas deciden cambiar de oficio, lo que no impide que sean perseguidos por los textos que escribieron.

167
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020

Clasificación

+1

168 en 2019

Puntuación

-3.41

61.66 en 2019

Contactos

  • 1
    periodistas muertos en 2020
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2020
  • 0
    colaboradores muertos en 2020
Ver el Barómetro