Yemen

Yemen

Balance desastroso para los periodistas

La libertad de prensa en Yemen se ha visto gravemente afectada por las perturbaciones políticas y los problemas de seguridad: la toma de la capital, Saná, por los rebeldes hutíes (en 2014) y el fin de su alianza con el expresidente Ali Abdullah Saleh, asesinado en 2017; la intervención militar de la coalición dirigida por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos desde marzo de 2015. En todas las regiones, las agresiones, los secuestros y las amenazas son parte del día a día de los periodistas, que en ocasiones son víctimas de los enfrentamientos que cubren. Los hutíes retienen como rehenes a al menos 16 periodistas y colaboradores de los medios de comunicación locales; en la mayoría de los casos, desde 2015. Uno de los periodistas secuestrados por los hutíes murió en 2018, justo después de que lo liberaron. En la parte del país controlada por el gobierno llamado legítimo, los periodistas también son detenidos arbitrariamente y padecen las agresiones de las milicias. Hay muy poca información independiente sobre el conflicto, pues la mayoría de los medios de comunicación están controlados por los contendientes. Desde que los hutíes tomaron el control del Ministerio de Telecomunicaciones, el acceso a los medios de comunicación en línea está bloqueado. Cualquiera que sea la zona en que se encuentren, los periodistas-ciudadanos son vigilados y pueden ser detenidos por un simple post en las redes sociales.

168
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019

Clasificación

-1

167 en 2018

Puntuación

-0.57

62.23 en 2018

Contactos

  • 0
    journalistes tués en 2019
  • 1
    journalistes citoyens tués en 2019
  • 1
    collaborateurs tués en 2019
Ver el Barómetro