Portugal

Portugal

La Covid-19 agrava la crisis estructural de los medios

Los medios de comunicación del país están sumidos en una crisis estructural que se traduce en condiciones laborales muy precarias y que se agrava con la pandemia de Covid-19. Varios grupos de medios han aplicado recortes presupuestarios en medio de la pandemia, especialmente el gigante Global Media Group, que ha despedido a más de 80 trabajadores, de los que 20 eran periodistas. Para intentar paliar esta crisis sectorial, el gobierno de António Costa anunció una ayuda pública de 15 millones de euros para los medios de comunicación (un adelanto por la publicidad institucional contratada para todo el año), pero la mayoría ha tenido que aplicar medidas de regulación de empleo para compensar los efectos de la pandemia. La profesión se ha visto sacudida por un escándalo: la fiscalía de Lisboa vigilaba a dos periodistas mientras cubrían el caso de corrupción "e-Toupeira", que afecta al club de fútbol Benfica. Más allá del impacto económico en un sector ya frágil, la crisis sanitaria ha obstaculizado la cobertura mediática de determinados eventos, especialmente deportivos, así como ciertas ruedas de prensa oficiales de las que se ha excluido a los periodistas. Portugal tampoco escapa a la tendencia de la violencia contra la prensa durante las protestas. Varios periodistas fueron amenazados e insultados durante una manifestación contra las restricciones gubernamentales.

9
en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021

Clasificación

+1

10 en 2020

Puntuación

-1.72

11.83 en 2020

  • 0
    periodistas muertos en 2021
  • 0
    Periodistas ciudadanos asesinados en 2021
  • 0
    colaboradores muertos en 2021
Ver el Barómetro