Noticias

21 Julio 2017

Se abre el proceso de Cumhuriyet en Turquía: “¡Basta de tratar a los periodistas como terroristas!”

Credit : Yasin Akgül /AFP
Reporteros sin Fronteras (RSF) asistirá al proceso del diario Cumhuriyet, que se abre el 24 de julio de 2017 en Estambul. En él comparecerán 17 periodistas y colaboradores del diario; de ellos, once se encuentran detenidos. Nuestra organización lanza una campaña y una petición para que la justicia turca suspenda los procesos emprendidos contra los periodistas y ponga en libertad lo antes posible a los que se encuentran detenidos.

Firma la petición !


Es todo un símbolo: el 24 de julio, Día de la Prensa en Turquía, se abrirá el proceso de 17 colaboradores del diario Cumhuriyet. Se les acusa de "complicidad" con organizaciones terroristas debido a la línea editorial de la publicación, crítica frente al gobierno; algunos corren el riesgo de purgar una pena de hasta 43 años de prisión. Once de ellos se encuentran en prisión preventiva desde hace varios meses.


El representante de RSF en Turquía, Erol Önderoğlu, asistirá a la primera audiencia, acompañado de delegados del Secretariado Internacional y de la sección alemana de nuestra organización. Todos se congregarán frente al Palacio de Justicia de Çağlayan a las 9:00 horas, antes de que comience el proceso, en presencia de otros observadores.


Para ampliar esta movilización, RSF difundirá a lo largo de la semana videos de personalidades de los medios de comunicación en apoyo a Cumhuriyet. También se contará con la participación de parlamentarios europeos, dando así continuidad a una campaña lanzada en la primavera pasada. El artista C215, quien colabora con RSF para apoyar a los periodistas turcos encarcelados, llevará a cabo una nueva intervención en París el 24 de julio.


El proceso de Cumhuriyet es el del periodismo en Turquía”, señaló Johann Bihr, responsable del Despacho Europa del Este y Asia Central de RSF. “Una vez más, los periodistas son tratados como terroristas por haber hecho su trabajo. ¡Basta de procesos masivos, de acusaciones extravagantes, de detenciones arbitrarias, que constituyen tantas tragedias humanas! Incitamos a realizar una gran movilización para que las autoridades turcas se den cuenta de que no pueden seguir pisoteando la libertad de prensa y el estado de derecho”, añadió.


El periodismo, considerado un crimen


La justicia turca acusa a Cumhuriyet de haber criticado a las autoridades en sus textos para “defender” a tres organizaciones consideradas “terroristas” en Turquía: el movimiento Gülen, señalado como el cerebro del intento de golpe de Estado registrado en julio de 2016, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y el grupo de extrema izquierda Partido-Frente de Liberación del Pueblo Revolucionario (DHKP-C). Movimientos con ideologías muy distintas, que el diario ha criticado sin cesar. La acusación se basa principalmente en artículos, tweets y declaraciones de los periodistas y colaboradores incriminados.


Cumhuriyet recibió en 2015 el Premio RSF por la Libertad de Prensa. Es uno de los diarios turcos más antiguos y una de las últimas publicaciones independientes en medio de un paisaje mediático devastado por la represión. El diario, crítico de la tendencia liberticida del presidente Recep Tayyip Erdogan, ha publicado diversas investigaciones que han dejado al gobierno en una situación embarazosa. Las revelaciones sobre la entrega de armas turcas a grupos yihadistas en Siria le valieron la prisión al ex jefe de redacción, Can Dündar, y a su representante en Ankara, Erdem Gül, en 2015.


Once periodistas encarcelados arbitrariamente


Diez colaboradores del diario, entre ellos el jefe de redacción, Murat Sabuncu, el cronista Kadri Gürsel, el caricaturista Musa Kart y el administrador Bülent Utku, fueron detenidos el 31 de octubre de 2016. A finales de diciembre el periodista de investigación Ahmet Şık se unió a ellos en prisión. La Organización de las Naciones Unidas calificó de “arbitraria” la detención de los diez colaboradores y el 30 de junio pasado pidió que fueran puestos en libertad inmediatamente.


Hasta la fecha, las autoridades han rechazado sistemáticamente las solicitudes de que estos periodistas sean puestos en libertad. Ante la falta de respuesta de la Corte Constitucional de Turquía, los abogados de los colaboradores del diario acudieron a la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH). El 29 de mayo, RSF se manifestó frente a este tribunal, en Estrasburgo, para pedir que se pronuncie lo antes posible en estos dossiers y los de otros periodistas turcos encarcelados.


Entre los seis acusados que están en libertad se encuentra el cronista Aydın Engin, el responsable financiero Günseli Özaltay y Can Dündar, quien está exiliado en Alemania.


Turquía se ubica en el lugar 155, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada en 2017 por RSF. La situación, que ya era muy preocupante, se volvió crítica con el estado de emergencia instaurado tras el intento de golpe de Estado registrado el 15 de julio de 2016: cerca de 150 medios de comunicación cerrados; sucesivos procesos judiciales masivos; más de 100 periodistas encarcelados. Un triste récord mundial.


Consulta el
balance de RSF a un año del intento de golpe de Estado en Turquía (13 de julio de 2017).