Noticias

1 Febrero 2019

RSF pide a la ONU que intervenga por la detención de periodistas extranjeros y la censura efectuada por el Estado en Venezuela

©Luis ROBAYO / AFP
Desde el 25 de enero de 2019 ocho periodistas extranjeros han sido detenidos ilegalmente en Caracas. Reporteros sin Fronteras (RSF) pide al Secretario General de las Naciones Unidas que intervenga lo antes posible ante el presidente del país, Nicolás Maduro.


La policía, la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y la guardia privada del Palacio Presidencial de Venezuela han incrementado las detenciones de periodistas extranjeros que cubren las manifestaciones de la oposición (al gobierno de Maduro) en las grandes ciudades del país. La censura de los medios de comunicación no gubernamentales e internacionales, que es cada vez más flagrante y preocupante, se ha intensificado desde el inicio de 2019.

 

El jueves 31 de enero RSF pidió al Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, que interviniera urgentemente y pidiera al presidente, Nicolás Maduro, que se ponga fin a estas prácticas.

 

Desde el 25 de enero pasado han sido detenidos por las fuerzas del orden en Caracas : el periodista brasileño Rodrigo Lopes (grupo RBS); los reporteros colombianos Leonardo Muñoz y Maurén Barriga Vargas (agencia EFE); el periodista español Gonzalo Domínguez Loeda (EFE); los periodistas franceses Pierre Caillé y Baptiste des Monstiers (Quotidien, grupo TF1), y los periodistas chilenos Rodrigo Pérez y Gonzalo Barahona (canal TVN). Las autoridades los ubicaron en prisión preventiva, los interrogaron y más tarde los pusieron en libertad. A algunos de ellos los expulsaron: los condujeron hasta el aeropuerto internacional de Maiquetía para enviarlos a su país de origen.

 

Venezuela se encuentra en el lugar 143, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada por RSF en 2018.